martes 12 de noviembre de 2019

Familiares y vecinos de Valentina y Verónica pidieron justicia por el doble femicidio

La concentración tuvo lugar en la plaza Fuentealba de Punta Norte, a pocos metros de donde vivían la mujer y su hija. El papá de la niña pidió “que esto sirva para que el Estado no permita que algo así vuelva a ocurrir”.

Redacción Aire Digital

Los vecinos de barrio Punta Norte aún no pueden superar la conmoción y la angustia desatadas el domingo al mediodía cuando se encontró a Verónica Ramírez (34) y a su hija Valentina (10) brutalmente asesinadas. Por el doble femicidio está detenido un hombre que era pareja de la mujer y que había sido denunciado en numerosas ocasiones por violencia de género. El sospechoso le confesó a su hermana lo que había hecho, se escapó y estuvo un día y medio prófugo hasta que se entregó. Quienes conocieron a las víctimas se reunieron este martes por la tarde para darse fuerza mutuamente en el momento más difícil de sus vidas y para pedir que estos atroces crímenes no queden impunes.

“Quiero agradecerle a toda la gente que nos viene apoyando y que llegó para despedir a mi hija y a su mamá. Si hoy estoy acá es por ellas: no quiero que sean una más. Espero que no vuelva a pasar otra cosa así”, sostuvo Gustavo Escalante, el papá de la nena (y expareja de la mujer asesinada), en diálogo con el móvil de Aire de Santa Fe.

Sobre la detención del acusado de asesinar a Verónica y Valentina, Gustavo dijo que se enteró de la novedad cuando aún estaban velando los cuerpos de las víctimas: “A mí eso no me dio ninguna tranquilidad. Sólo espero que lo condenen, pero ni dándole 100 años de prisión me voy a conformar. Sólo quiero que esto sirva para que el Estado empiece a trabajar en estos casos. No quiero ver otro niño como Valentina, otra familia destrozada. Lo que hizo no tiene perdón”, afirmó.

“Uno no sabe cómo seguir, habrá que hacerlo pero no sé cómo”, lamentó, tratando de no quebrarse en llanto.

En la concentración estuvieron presentes compañeritos y compañeritas de Valentina, que asistía a la escuela Santa Mónica. Los nenes llegaron junto a sus mamás, con velas y carteles para recordar y pedir justicia.

Dejá tu comentario