menu
search
Espectáculos Netflix | Televisión |

Yo soy Betty, la fea llegó a su final hace 20 años: las claves detrás de su éxito 

"Yo soy Betty, la fea" llegó para revolucionar las ficciones que se estaban viendo hasta ese entonces y repensar los mandatos sociales, la moda y la belleza.

"Yo soy Betty, la fea" estrenó su primer capítulo 25 de octubre de 1999 y el último el 18 de mayo de 2001. Una novela escrita por Fernando Gaitán que fue transmitida en todo el mundo y que marcó un antes y un después en este tipo de historias.

“Nadie apostaba por nosotros, nadie, nadie. Es más, les parecía una bobada...”, dijo Jorge Enrique Abello, quien da vida a Armando Mendoza, en un especial de TV Azteca.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de , (@bettylafeaok)

“A varios directores les ofrecieron dirigir Betty y lo rechazaron, porque era como la antitelenovela...”, comentó Mario Rivero, director de la telenovela en el mismo espacio del canal mexicano. “Era un proyecto arriesgado, no se había visto en la televisión un producto donde la protagonista fuera una mujer fea”, dijo por su parte Luces Velásquez, actriz que interpreta a Bertha.

Leer más ►Wednesday: Jenna Ortega será Merlina Addams en la serie de Tim Burton para Netflix

De qué trató "Yo soy Betty, la fea"

Beatriz Aurora Pinzón Solano (Ana María Orozco), comúnmente conocida como "Betty", es una economista joven y brillante, aunque poco atractiva, que vive con sus padres en Bogotá. Luego de muchas dificultades para conseguir empleo, Betty comienza a trabajar como secretaria de presidencia en una empresa llamada Ecomoda. Sin embargo, la mujer es discriminada por ser “fea”, dependiendo de los ojos, o cerebro, contaminados de quién la mire.

image.png
De qué trató "Yo soy Betty, la fea".

De qué trató "Yo soy Betty, la fea".

Betty es muy amable con todos pero parece que estuviese acostumbrada a dar explicaciones todo el tiempo de por qué está en cierto lugar, porque solamente con su presencia pone incómodos a los demás. A pesar del maltrato que sufre Betty, todos los días en cualquier ámbito de su vida, nunca deja de ser educada. Incluso, corre con suerte desde el primer capítulo ya que Armando, el nuevo director de Ecomoda, decide que quiere una mujer capaz de manejar idiomas y que pueda resolver problemas a su lado en la empresa.

"Yo soy Betty, la fea": una de las novelas más exitosas de la historia

“Se cumplió una suerte de síndrome de patito feo que se transforma en cisne. Esta telenovela logró poner sobre la mesa, de una manera divertida, pero no por eso menos profunda, diversos temas de exclusión y discriminación con respecto a la homosexualidad, clasismo, machismo, los feos y los nerds, en un momento donde estas discusiones no estaban normalizadas, donde no había redes sociales ni movimientos de defensa de uno u otro grupo; solo éramos personas que llegábamos apurados a las 21:00 a la casa, para prender la televisión, conectarnos con las historias del cuartel de las feas y reírnos, como más de la mitad de la audiencia lo hacía. Fue pasar del drama a la comedia”, aseguró Enrique Rojas, docente de la Universidad Casa Grande.

No te olvides de seguirnos en google noticias para mantenerte informado

Embed

En ese sentido, Fuenzalida comentó que esta comedia, a pesar de todos los años que ya lleva, “tal vez hoy día le da una oportunidad a la gente, producto de esta plataforma, que la puedes ver en cualquier momento, que puede retroceder, que puedes ver nuevamente un capítulo que en su momento no podías hacerlo, talvez mucha gente tiene hoy día esa dicha, gente que la vio en su momento, que ahora la puede ir compartiendo con sus hijos... Se va dando como un tema generacional...”.

Para Rojas también “sería interesante saber quiénes están viendo Yo soy Betty, la fea en Netflix: si es el mismo grupo que la consumió en su momento y vuelve con nostalgia para repetirla, o si es un nuevo descubrimiento para millennials y centennials. La estructura es para todos la misma, pero el momento en que se estrenó marca la diferencia entre las distintas audiencias”.

Leer más ► ¿Quién mató a Sara?: la segunda temporada de la serie de Netflix "va a mostrar cosas que son incómodas"