menu
search
Espectáculos Mariano Iúdica | Costa Atlántica |

Polémica por los precios del restaurante de Mariano Iúdica: "10 lucas el plato"

El conductor y periodista Mariano Iúdica inauguró un restaurante en la Costa Atlántica y en las redes lo destrozaron por los precios de la carta.

Mariano Iúdica se convirtió en blanco de críticas luego de inaugurar un emprendimiento gastronómico en la Costa Atlántica. El restaurante se llama Gran Bamboo y se encuentra en Villarobles, a 15 km de Pinamar.

El conductor compartió las imágenes de su nuevo emprendimiento y, rápidamente, en las redes sociales aparecieron las primeras críticas. En principio, el precio de los platos fue uno de los puntos señalados, aunque también dispararon contra su dudoso conocimiento gastronómico.

El restaurante cuenta con una carta en la que se ofrecen ensaladas, picadas, risotto, paella burritos y hamburguesas, además de un menú vegetariano

image.png
Mariano Iúdica cobra el cubierto $550, la ensalada $5200 y una milanesa $3800.

Mariano Iúdica cobra el cubierto $550, la ensalada $5200 y una milanesa $3800.

“¿600 pesos una gaseosa de medio litro?”, “¿No te parece un poco salado cobrar 3800 por una milanesa?”, "Se te fue un poco la mano me parece", fueron algunos de los comentarios.

"Mariano Iúdica abrió un restaurante en la ruta 11 cerca de Pinamar "Gran Bamboo" cubierto $550 ensalada $5200 milanesa $3800 Xq todos somos socialistas… con el bolsillo ajeno Recuerden adonde NO HAY QUE IR Rt", destacó un usuario de Twitter en relación a los precios que expusieron sobre "Gran Bamboo"

"Que paella rara hace Iúdica. El carnaroli se usa en el risotto, la paella no tiene que tener almidón, usa salmón o salmotrucha, los condimentos para arroces, el azafrán puro no lo veo, le pone perejil. 10 lucas el plato", escribió un usuario de Twitter, junto a la foto de Iúdica en la cocina de su restaurante.

https://twitter.com/loderaulo/status/1616224420581834753

Por qué Mariano Iúdica se alejó de la televisión y se fue a cocinar a Pinamar

El sueño está cumplido: en menos de un mes, Mariano Iúdica y su esposa, Romina Propato, montaron un restó en Villa Robles, a 15 km de Pinamar.

“Sucedió. Un sueño: tenemos un restaurante de playa con comida muy rica, con productos tremendos y una atención picante con una entrega apasionada por el servicio. Comida rica, buena y cariñosa atención. Y... es muy probable que suceda", describió en sus redes sociales, sobre su nuevo desafío profesional.

"Un amigo desarrolla este emprendimiento que es increíble, tiene un bosque impresionante, una flora y fauna hermosa... Hasta vino Ricky Martin a inaugurar el barrio: aterrizó acá porque tiene pista propia", contó Iúdica, sobre cómo se gestó el emprendimiento gastronómico.

“Mirá, no es casualidad que fue el 8, el Día de la Virgen. Entonces para mí faltaba algo de calidad acá, y él me dijo: ‘¿Por qué no lo agarrás vos?’. Pero era fin de año, con un estrés galopante, Romina estaba cansada con el restaurante que ya tenemos en Buenos Aires -Grand Bamboo, en Vicente López-, entonces dudé: creí que no íbamos a llegar, que iba a perder plata”, reconoció el conductor.

image.png
Los platos que Iúdica ofrece en su restó de la costa atlántica.

Los platos que Iúdica ofrece en su restó de la costa atlántica.

“Ella quería hacerlo, pero fue un año muy duro, la veía muy cansada. ‘No vas a llegar, mami’, le dije, pero ella me respondió que sí, que iba a llegar. Entonces le dimos para adelante”, contó Mariano, sobre el importante rol que tuvo Romina, a la hora de tomar la decisión de lanzarse a la gran aventura comercial.

"Mi cuñado, Marcelo, tiene una constructora y Romina es diseñadora de interiores. ¡En 12 días montaron todo!. Viajé a Qatar para alentar a la Selección en la final del Mundial el 18 de diciembre y en ese entonces solo estaban pintadas las sillas de blanco. Cuando volví me emocioné porque no podía creer lo que habían hecho", le contó Iúdica a Teleshow.

image.png
Iúdica le cocina a sus comensales en su restó de Pianamar.

Iúdica le cocina a sus comensales en su restó de Pianamar.

"Encaramos la mudanza de todo lo de Buenos Aires, nos apoyamos mucho en el restaurante que ya tenemos armado, me traje a mi equipo, contraté un todoterreno que es sommelier, cocinero, hace todo, un monstruo total, y me dieron una mano grande mis amigos y proveedores de Pinamar y Cariló. Pensá que entré a la temporada cuando ya todos tenían armado sus proyectos”, compartió

“Romina me dijo: ´Esto está para que vos cocines´. Hicimos la fiesta del 31 de diciembre hasta las 5 de la mañana y la rompió. Me mandé a buscar mis cuchillos y todas mis cosas. Agregamos un risotto de langostinos, y gustó. Una paella, gustó. Y así se fue armando”, definió Mariano.