miércoles 26 de enero de 2022
Espectáculos Miranda | Ale Sergi | Juliana Gattas

Miranda! lleva 20 años haciendo vibrar con su música

Miranda! volvió después de cuatro años. Se presentó este sábado en La Global Fest en Mendoza. A horas del gran encuentro con sus fanáticos, el cantante bonaerense habló con MDZ sobre los orígenes del grupo, su vigésimo aniversario, el último disco y más.

Carlos Gardel decía en su famoso tango que “20 años no es nada”. Sin embargo, para Miranda! ese tiempo se traduce en ocho discos de estudio, seis álbumes en vivo, dos EP, miles de shows, giras y una importante cantidad de galardones entre los que están los Premios MTV Latinoamérica, MTV Europe Music Awards y los Premios Konex, por nombrar algunos.

“Cuando hicimos el grupo queríamos algo que nos gustara ir a ver y que pensábamos que no había. No fue nada nuevo en su totalidad, pero fue una combinación de un poquito de cada cosa y eso logró un resultado original”, admite Ale Sergi a MDZ a horas de presentarse junto a Juliana Gattas en Mendoza luego de cuatro años.

A principios de este milenio, la dupla irrumpió en la escena musical porteña y no lo hizo tímidamente. Cemento fue la discoteca que los vio nacer y crecer y esto generó recelos en otras bandas que allí tocaban ya que, hasta ese entonces, era un espacio emblemático y de culto del rock. Ale y Juli no escatimaban nada y sus shows eran atrevidos, llenos de color y en su repertorio, reinaba fundamentalmente el pop.

“Cuando aparecimos mucha gente no estaba tan de acuerdo o no entendía tanto la onda. Había otra que se re copaba y nos apoyaba el doble, porque era algo que generaba emociones extremas”, recuerda entre risas y agrega: “Era lo que yo esperaba que pase porque si a todo el mundo le parece bien, es medio raro; si a todo el mundo le parece mal… bueno, fuiste; y si a nadie le parece nada, también es un embole. El tema es generar un poco de ruido, de controversia y eso creo que es lo que ha pasado con Miranda!”. “Cuando aparecimos mucha gente no estaba tan de acuerdo o no entendía tanto la onda. Había otra que se re copaba y nos apoyaba el doble, porque era algo que generaba emociones extremas”, recuerda entre risas y agrega: “Era lo que yo esperaba que pase porque si a todo el mundo le parece bien, es medio raro; si a todo el mundo le parece mal… bueno, fuiste; y si a nadie le parece nada, también es un embole. El tema es generar un poco de ruido, de controversia y eso creo que es lo que ha pasado con Miranda!”.

image.png
“Cuando hicimos el grupo queríamos algo que nos gustara ir a ver y que pensábamos que no había. No fue nada nuevo en su totalidad, pero fue una combinación de un poquito de cada cosa y eso logró un resultado original”.

“Cuando hicimos el grupo queríamos algo que nos gustara ir a ver y que pensábamos que no había. No fue nada nuevo en su totalidad, pero fue una combinación de un poquito de cada cosa y eso logró un resultado original”.

A principios de este milenio, la dupla irrumpió en la escena musical porteña y no lo hizo tímidamente. Cemento fue la discoteca que los vio nacer y crecer y esto generó recelos en otras bandas que allí tocaban ya que, hasta ese entonces, era un espacio emblemático y de culto del rock. Ale y Juli no escatimaban nada y sus shows eran atrevidos, llenos de color y en su repertorio, reinaba fundamentalmente el pop.

“Cuando aparecimos mucha gente no estaba tan de acuerdo o no entendía tanto la onda. Había otra que se re copaba y nos apoyaba el doble, porque era algo que generaba emociones extremas”, recuerda entre risas y agrega: “Era lo que yo esperaba que pase porque si a todo el mundo le parece bien, es medio raro; si a todo el mundo le parece mal… bueno, fuiste; y si a nadie le parece nada, también es un embole. El tema es generar un poco de ruido, de controversia y eso creo que es lo que ha pasado con Miranda!”.

- Una vez te escuché decir que cuando surgió el grupo no esperaban sacar ni un disco, ¿qué crees que fue lo que les permitió mantenerse en vigencia todos estos años?

- Nos gusta mucho lo que hacemos, lo cuidamos y tratamos de mejorar. El desafío en verdad es ese: cada show, cada canción, cada disco, cada video, cada momentito que compartimos y que decidimos compartir con la gente que nos sigue, y la que podría eventualmente vernos, nos aseguramos de que sea lo mejor que podemos hacer. Hay mucho de magia en esta carrera también. Hay cosas que son inexplicables, pero lo que es muy claro es que si vos trabajás a consciencia y le pones amor a lo que hacés, la gente lo recibe.

- En dos décadas cambiaron muchas cosas, ¿qué cambios notás en el público que los acompaña?

- Eso me cuesta mucho. Lo que pongo en común es que todos vienen con ganas de bailar, de pasarla bien, saben qué show van a ver y es un poco lo que nosotros también ofrecemos: un momento de esparcimiento, de lujuria y de delirio. El espíritu de fiesta siempre está presente en nuestro público, sin importar la edad o el lugar en el que tocamos. Me sorprendo porque cada tanto hay una especie de renovación: fanáticos que nos siguen desde el principio, no nos siguieron más y después volvieron; y hay mucha gente nueva que se suma. Este año, por unos meses estuvo Don como tendencia en TikTok y de repente, aparecieron un montón de niños. Somos un grupo muy popular y no me refiero a la cantidad de convocatoria, sino al sentimiento que tenemos con la gente, saben lo que somos y es claro, vienen dispuestos de esa manera.

Miranda! - Por Amar al Amor (Official Video)

- ¿Cuál es el mayor logro y el mayor obstáculo que han tenido en su carrera?

- Haber permanecido juntos con Juliana. Es decir, no es obstáculo porque nadie pone piedras en una rueda pero tampoco es fácil mantener una relación tanto tiempo, y menos en estas condiciones, pero lo hemos logrado. Estamos contentos, felices de lo que hacemos, la pasamos bien. Considero que es nuestro mayor logro porque eso hubiera sido lo más difícil y hasta ahora lo conseguimos.

- Una temática recurrente en sus canciones es el amor, ¿de dónde surge la inspiración para componer?

- De lugares dispares. En verdad, de historias dispares… algunas inventadas, otras que han pasado, ya sea del mismo que escribe o de alguien que se lo contó, o de películas. Es una mezcla, son un montón de canciones y hay muchas diferentes. Es verdad que son sobre el amor pero creo que son sobre las sensaciones internas que provocan esos amores. Hablan de distintos tipos de amor: familiares, de amistad, a la música, a cosas diferentes. Es muy difícil, porque uno quiere escribir una cosa y después sale otra y cada uno lo toma como le plazca, pero es una suerte de catarsis de lo que las relaciones humanas desencadenan en uno.

- Cada uno de sus discos tiene un concepto pensado minuciosamente, ¿por qué llamaron ‘Souvenir’ al último?

- Es un recuerdo de nosotros. Cumplíamos 20 años cuando el disco iba a salir y entonces, la gente podía venir al concierto y tener el souvenir, el recuerdo. El concepto musical del disco tiene que ver de alguna manera con autorreferenciarnos, algo que nunca lo habíamos hecho, o tal vez sí, pero no conscientemente. Buscábamos que cada canción del disco recordara el espíritu del repertorio clásico de Miranda!. Son canciones que se colaron fácilmente en la lista de los shows porque, de alguna manera, sentimos que son de la misma familia pero porque lo buscamos a propósito. En otros discos siempre buscábamos incorporar cosas nuevas, ritmos nuevos, diferentes, siempre sin alejarnos de la onda nuestra pero tratando de condimentarlo con cosas que no teníamos en anteriores. En este no, nos relajamos e hicimos todo al revés: imaginamos como un ‘grandes éxitos inéditos’.