jueves 26 de noviembre de 2020
Espectáculos | Maradona | Diego Maradona | Gianinna Maradona

Maradona y una nueva crisis familiar: los echó a todos

Maradona, a días de cumplir 60 años, enfrenta una nueva crisis en la que estuvo involucrada su hija Gianinna.

Diego Maradona tenía en sus planes reunirse con todos sus hijos el viernes 30 por su cumpleaños número 60, pero el festejo se vio afectado por conflictos e internas.

Maradona se mudó, en plena cuarentena, de Bella Vista a un country en Berisso para estar más cerca del lugar donde desarrolla su actividad como director técnico del club Gimnasio y Esgrima de la Plata. Diego no estaba muy feliz por las restricciones que tenía el nuevo hogar en cuanto al ingreso de personas. Cada mudanza implica compras de amoblamientos y electrodomésticos, y sus gastos y gestiones administrativas están a cargo de la hermana de su abogado Matías Morla.

image.png
Maradona junto a su abogado Matías Morla.

Maradona junto a su abogado Matías Morla.

Según informa Teleshow, luego de que trascendiera la información que afirmaba que una parte de la familia Maradona tenía pensado denunciar por “abducción intelectual” a su entorno -significa una privación del razonamiento y actuar propio-, comenzó un operativo para mostrarlo activo. Diego Maradona aparecía en sus redes hablando a cámara vital y dueño de sus actos, entrenando para recuperarse de su operación y demostrándole al mundo que nada de lo que pudiera decirse o denunciarse era cierto.

Pero el Día del Padre, a fines de junio, fue un momento clave: su médico personal, Leopoldo Luque, había hablado de una adicción a la bebida y los problemas graves de Diego con el alcohol; aunque tras ese episodio se supo que llevaba días y hasta semanas desintoxicado de cualquier ingesta, entrenando y bajando de peso.

Luego de que el hisopado de la estrella del fútbol diera negativo, y tras un tiempo en armonía, los problemas no tardaron en llegar. Por lo que informó el periodista Rodrigo Lussich, un colaborador de Maradona, Charly -quien es la pareja de un primo de Rocío Oliva-, terminó alejado del entorno por un faltante de dinero en una caja fuerte de la habitación de Diego y un confuso episodio policial en el country donde vive, que nunca terminó de confirmarse. Las acusaciones recayeron contra Verónica Ojeda, la madre de su hijo Dieguito Fernando, quien otra vez está instalada en forma cotidiana en la vida del astro. Según informan, la estrategia fue para sacar a alguien cercano a Oliva.

Entre todos estos conflictos, se sumó uno más. El sábado 17 se encontraban en la vivienda de Diego sus colaboradores, sus hijas Jana y Gianinna, y Verónica Ojeda con su hijo Dieguito Fernando. En un momento Maradona quiso tomar vino -según relatan los presentes-, pero Gianinna le pidió a su padre que no lo haga, que se cuide por su salud; él se enojó y comenzó una discusión en la que todos opinaban a favor y en contra. Diego, por su lado, les gritó: “tengo 60 años y hago lo que quiero”. Acto seguido, dijo que no quería una fiesta de cumpleaños de ningún tipo y que estaba “harto” de que todo el mundo se meta en su vida y terminó con la orden de que se "retiren todos de ahí". Bajando los ánimos, Gianinna Maradona se marchó dando un portazo, Verónica también se fue al rato y Jana permaneció en la vivienda.

Existen distintas versiones del entorno de Diego Maradona. Algunos afirman que no es alcohólico pese a los rumores de su propio médico. Lo que nadie puede asegurar es cómo será el festejo del cumpleaños de Diego el viernes.

Leer más► Juana Viale usó un vestido multicolor y fue tendencia en las redes