menu
search
Espectáculos La noche de Mirtha |

La experiencia paranormal que presenció Luciano Cáceres en un teatro

El actor participó del último programa de La Noche de Mirtha. Allí, reveló una aterradora experiencia que vivió en una sala.

Así fue como cada invitado, sumado a la mismísima conductora, contaron algunas anécdotas relacionadas a la temática. Pero sin lugar a dudas, la escalofriante experiencia que relató el actor dejó a más de uno con los pelos de punta. "¿Tuviste alguna experiencia paranormal?", comenzó preguntándole Juanita a Cáceres.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

image.png
El actor participó del último programa de La Noche de Mirtha. Allí, reveló una aterradora experiencia que vivió en una sala.

El actor participó del último programa de La Noche de Mirtha. Allí, reveló una aterradora experiencia que vivió en una sala.

Leer más ► El particular brindis de Juana Viale en la despedida de las mesazas

"Sí, me pasó. A los 19 años; yo ya vivía en un teatro independiente, en la cabina de luces, eso era mi casa. Y teníamos una presencia en ese lugar", comenzó recordando el actor y detalló: "Esto era en Quintino Bocayuva al 500, ahí por Boedo, y nos pasaban muchas cosas. Se nos movían las cosas y se encendían luces que no podían ser".

Siguiendo con su relato, el actor explicó que lo más tenebroso que vivió fue durante un estreno. "Pasaron dos cosas que me acuerdo perfecto. El día de la inauguración de la sala yo me estaba poniendo la pava para hacer un mate cocido y de golpe escucho la voz: ‘Luciano’", recordó. "Automáticamente salí a la calle asustadísimo. No vi nada pero después volví. Estaba solo yo y le decía ‘por favor, tenemos que estrenar el lugar, no me hagas esto, yo me asusto’. Y no pasó más nada pero me asusté", confesó.

La noche de Mirtha con Juana - Programa 40 - 25/12/21

Leer más ► Sabrina Rojas y Luciano Castro: juntos en navidad

Además, el actor recordó que el fantasma les hacía algunas bromas. "Me pasaba con una moneda. Levantaba una moneda de un lugar, me la ponía en el bolsillo, volvía a pasar y en la baldosa volvía a estar la moneda, y yo no la tenía en el bolsillo. Decía ‘uy, no la levanté'. La volvía a poner y sistemáticamente cuatro veces me hacía el mismo juego".

Pero no todo terminó ahí. El fantasma volvió el día que desarmaron el teatro para mudarse. "El día que fui a desarmar el teatro yo ya había desconectado la consola de luces, ya había sacado la electricidad, y las luces se encendían y se movían cual robóticas. Y no teníamos en ese teatro independiente luces robóticas. Fue impresionante. Pero fue una despedida pum para arriba, a todas luces”, agregó con un toque de humor.