viernes 23 de octubre de 2020
Espectáculos | Nico Vázquez | Gimena Accardi |

La emotiva promesa que Nico Vázquez le hizo al papá de Gimena Accardi

Nico Vázquez sentía un gran cariño por su suegro, y no dudó en hacerle un juramento para que pudiera descansar en paz.

La muerte del padre de Gimena Accardi conmovió a todo el mundo del espectáculo, ya que ella es una actriz muy querida. Hugo pasó 55 días internado por una neumonía bilateral producto del COVID-19 y no logró recuperarse. Consternado por la partida de su suegro, Nico Vázquez le hizo un importante juramento para que pudiera descansar en paz.

“Hasta siempre, Huguito. Cuántas enseñanzas dejás. Gracias por tantos años de amor, tantas charlas compartidas, tantos River vs Boca disfrutados, vinos y abrazos que extrañaré tanto. Sos de las personas que más me han dicho ‘te amo’ en mi vida”, comenzó escribiendo el actor en Instagram junto a una simpática foto.

Y agregó: “Qué manera de festejar lo que nos pasara, sostenernos si lo necesitábamos, reír fuerte en un teatro hasta distraer a la platea. Eras un buen tipo, amigo, escritor y gran arquero. Nos faltará uno para el fútbol ahora y no será fácil encontrarlo. No todos pueden volar sin capa, convertirse en la valla menos vencida y llevarse algún récord".

hugoaccardi.jpg
Hugo Accardi se había contagiado COVID-19.

Hugo Accardi se había contagiado COVID-19.

En el siguiente párrafo, Nicolás prometió que estará siempre codo a codo con Gimena. “Quedate tranquilo que seguiré cuidando a la luz de tus ojos, tu hija Gime, quién no sólo lleva tu sangre, sino tu esencia: una mujer maravillosa”, resaltó.

Te despido con orgullo y admiración, porque no merecés otra cosa. En todo momento lo cuidaron con mucho amor y profesionalismo. Ojalá el personal de salud algún día tenga el reconocimiento que merecen, en todo sentido. En 55 días hicieron todo para que te quedaras acá, pero vos (como en el arco) ya querías volar. Ahí también marcaste un récord”, concluyó emocionado.

Hasta siempre, Huguito. Cuantas enseñanzas dejás. Gracias por tantos años de amor, tantas charlas compartidas, tantos River vs Boca disfrutados, vinos y abrazos que extrañaré tanto. Sos de las personas que más me han dicho “te amo” en mi vida. Que manera de festejar lo que nos pasara, sostenernos si lo necesitábamos, reír fuerte en un teatro hasta distraer a la platea. “A mi me gusta escribir, sabes? Pero más me gusta leer lo que causa en el otro. Si le hice bien, ya está” me dijiste una vez. Ese eras vos, un buen tipo.Suegro, amigo, escritor y arquero. Nos faltará uno para el fútbol ahora y no será fácil encontrarlo. No todos pueden volar sin capa, convertirse en “la valla menos vencida” y llevarse algún récord.“No se peleen, ni peguen tantas patadas chicos, es importante ser el equipo FairPlay” también eso nos decías...Quedate tranquilo que seguiré cuidando a la luz de tus ojos, tu hija Gime, quién no sólo lleva tu sangre, sino tu esencia: una mujer maravillosa. Te despido con orgullo y admiración, porque no merecés otra cosa.Y agradezco a todo el personal de salud, médicas, médicos, enfermeros, enfermeras del Sanatorio Finochietto que en todo momento lo cuidaron con mucho amor y profesionalismo. Párrafo aparte para la médica terapista Melina Toledo, nuestro ángel de la guarda. Ojalá el personal de salud algún día tenga el reconocimiento que merecen, en todo sentido. En 55 días hicieron todo para que te quedaras acá, pero vos (como en el arco) ya querías volar. Ahí también marcaste un récord. Hasta siempre, León.Te amo, Huguito. Sé que estás acá y estarás siempre.
View this post on Instagram

Hasta siempre, Huguito. Cuantas enseñanzas dejás. Gracias por tantos años de amor, tantas charlas compartidas, tantos River vs Boca disfrutados, vinos y abrazos que extrañaré tanto. Sos de las personas que más me han dicho “te amo” en mi vida. Que manera de festejar lo que nos pasara, sostenernos si lo necesitábamos, reír fuerte en un teatro hasta distraer a la platea. “A mi me gusta escribir, sabes? Pero más me gusta leer lo que causa en el otro. Si le hice bien, ya está” me dijiste una vez. Ese eras vos, un buen tipo. Suegro, amigo, escritor y arquero. Nos faltará uno para el fútbol ahora y no será fácil encontrarlo. No todos pueden volar sin capa, convertirse en “la valla menos vencida” y llevarse algún récord. “No se peleen, ni peguen tantas patadas chicos, es importante ser el equipo FairPlay” también eso nos decías... Quedate tranquilo que seguiré cuidando a la luz de tus ojos, tu hija Gime, quién no sólo lleva tu sangre, sino tu esencia: una mujer maravillosa. Te despido con orgullo y admiración, porque no merecés otra cosa. Y agradezco a todo el personal de salud, médicas, médicos, enfermeros, enfermeras del Sanatorio Finochietto que en todo momento lo cuidaron con mucho amor y profesionalismo. Párrafo aparte para la médica terapista Melina Toledo, nuestro ángel de la guarda. Ojalá el personal de salud algún día tenga el reconocimiento que merecen, en todo sentido. En 55 días hicieron todo para que te quedaras acá, pero vos (como en el arco) ya querías volar. Ahí también marcaste un récord. Hasta siempre, León. Te amo, Huguito. Sé que estás acá y estarás siempre.

A post shared by Nicolas Vazquez (@nicovazquezok) on