viernes 25 de septiembre de 2020
Espectáculos | El Chavo del 8 |

El motivo por el que Godínez casi nunca aparecía en la vecindad de El Chavo del 8

Godínez, uno de los personajes más despistados de la serie de Chespirito, casi siempre hacía sus escenas en las clases del Profesor Jirafales.

Godínez era el niño más distraído de las clases del Profesor Jirafales. Siempre se lo veía al fondo del aula, concentrado en sus dibujos e historias imaginarias, lookeado con un enterito azul, camisa amarilla y gorra de béisbol verde. "Yo no fui", "Yo no hice nada”, “¿Yo por qué?”, eran las frases que pronunciaba cuando el "maestro longaniza" le hacía una pregunta.

Muchos de los televidentes de El Chavo del 8 se preguntaron a lo largo de los años por qué el personaje casi nunca aparecía en la vecindad jugando con sus compañeros de escuela. La respuesta es muy simple. Horacio Gómez Bolaños, quien le dio vida a Godínez, era uno de los responsables de la parte de guión y producción, por lo que las veces que apenas salía al aire era por pedido de su hermano Roberto, quien disfrutaba de trabajar en familia.

A pesar de sus escasas participaciones, Godínez marcó su huella en el programa, al igual que otros personajes secundarios como Malicha, Jaimito el cartero y varios más. Una vez terminadas las grabaciones, el productor se encargó de manejar los negocios de Chespirito, quien le asignó una difícil tarea: preparar a su hijo Roberto Gómez Fernández para que en un futuro sea él el responsable de llevar adelante semejante imperio.

godinez.jpg
Godínez, siempre con su enterito azul, camisa amarilla y gorra verde.

Godínez, siempre con su enterito azul, camisa amarilla y gorra verde.

Sus últimos años de vida fueron muy delicados. En varias ocasiones lo vio apoyado en un bastón debido a una fractura que había sufrido en la cabeza del fémur, lesión de la que nunca logró recuperarse por completo.

godínez.jpg
Una de las pocas escenas de Godínez en la vecindad de El Chavo.

Una de las pocas escenas de Godínez en la vecindad de El Chavo.

A pesar del dolor físico, siempre se lo veía feliz y muy entusiasmado por el homenaje que Televisa quería rendirle a su hermano, en marzo de 2000. Aunque formó parte de los preparativos, no logró ver el resultado. Murió el 21 de noviembre de 1999 por un infarto. Su cuerpo fue cremado y las cenizas reposan en la Parroquia Madre de Dios de Czestochowa, en las Lomas de Chapultepec.

El Chavo | La fuerza de El Chavo