viernes 3 de abril de 2020
Espectáculos | Amor | Cáncer | Esperanza

El doloroso momento de Eugenia Tobal

La actriz no pudo contener sus lágrimas al referirse a la salud de su mamá.

Eugenia Tobal tuvo un año maravilloso y doloroso a la vez. Por un lado, la famosa actriz tuvo a luz a su primera hija, Ema, fruto de su relación con Francisco García Ibar. Por el otro, acompañó con fortaleza y esperanza a su madre, Ofelia, quien tenía un cáncer de boca. De hecho, despidiéndose del 2019, Euge compartió una postal donde posa con su beba y su mamá que enterneció a todos.

“Con esta postal termino mi 2019 y doy comienzo al 2020… Qué más puedo pedir? Solo dar GRACIAS a Dios, a la vida, a la lucha, la esperanza, la fe y sobre todo al AMOR.. porque el amor todo lo puede. AMOR Y FAMILIA, sin dudas las mejores medicinas del mundo. GRACIAS GRACIAS GRACIAS… y en esta GRATITUD recibir lo que la vida tenga para nosotros (sic)”, había escrito al pie de la foto.

Eugenia Tobal rompió el silencio tras cumplir su sueño de ser mamá

En una reciente nota para Intrusos, la hermosa rubia no pudo evitar derramar unas lágrimas al hablar de esa publicación y referirse a la salud de su progenitora. “Son años muy difíciles los que estamos atravesando. Cuando hay una enfermedad como el cáncer, complica al paciente y a todos los familiares… Y la foto final del año fue maravillosa: mi mamá con la beba en brazos”, expresó, según informa El intransigente.

Entonces, hizo un breve silencio y acotó: “Ay, no quiero hablar porque voy a llorar. Pero bueno, gracias a Dios, hoy Ema es el motor que tiene mi mamá”. Minutos después, aclaró: “Me cuesta mucho hablar porque mi mamá hoy está bien, está luchándola y sigue luchándola. Es una guerrera imbatible. Ema es toda para mi mamá, para mi papá, para mis hermanos y para toda la familia. Fue un regalo”.

Eugenia Tobal y su hija ema.jpg

Profundizando en el encuentro entre Ofelia y Ema, Eugenia Tobal se sinceró: “Cuando están juntas, no puedo dejar mirarlas. A mi mamá le llevo todas las semanas a Ema para que la visite, se la pongo en los brazos y se quedan ellas dos comunicándose con la mirada”. Y concluyó: “Mi mamá no le saca la mirada de encima y la gorda, en los brazos de ella, se queda re pancha”.

También te puede interesar

Florencia Rosa y Marito Altamirano te recomiendan las cinco mejores películas de 2019

Embed