domingo 5 de diciembre de 2021
Espectáculos Anamá Ferreira | Evita |

Anamá Ferreira reveló que venden su estampita en San Telmo a turistas extranjeros: "Deben pensar que era Santa Evita negra"

Anamá Ferreira visitó el programa de Florencia Peña, relató una divertida anécdota... y cantó en vivo.

Una de las tantas famosas que se animó al desafío intragable en Flor de programa fue Anamá Ferreira, quien visitó el programa y aportó, como siempre, su cuota de humor. Y antes de comerse uno de esos extraños platos que prepara la producción, la modelo optó por contestar.

Anamá Ferreira dio tips para hacer el mejor strogonoff - Flor De Equipo 2021

“¿Cuál fue la peor crítica que recibiste después de hacer tu Evita negra?”, le preguntó Florencia Peña. Para no tener que comer cebolla cruda, la artista brasileña lanzó, “¿la peor? Todas. Pero la foto es genial y la venden en San Telmo. Cantaba también "No llores por mi". ¡Y guarda que no desafino!”.

Ante ese dato que aportó Anamá en cuanto a que se comercializa su estampita en pleno centro porteño, Paparazzi quiso saber más de la cuestión y le preguntó a la propia protagonista, quien detalló “vinieron hasta de Londres para hacerme una nota sobre eso”.

“Le hicieron a todas las que fueron Evita, y Nacha Guevara, una genia, me dijo que tenían que hacerme. En San Telmo la vendían, los turistas compran cualquier cosa. Ser turista es lo más. Ellos llevaban la estampita mía”, siguió la modelo entre risas.

Embed

Deberían pensar que era alguna santa. Santa Evita negra. Me muero con eso de los turistas, lo amo. Van a los lugares y compraban de todo, entre eso, mi estampita. ¡Es lo más estar en San Telmo y que compren mi estampita! No tiene precio. Todo lo demás lo pagás con tarjeta”, comentó Ferreira.

"En San Telmo venden mi estampita de Evita. Los turistas compran cualquier cosa. Deberían pensar que era Santa Evita negra".

En cuanto a su recuerdo de aquel entonces, cuando se puso en el papel de Eva Duarte, expresó, “fue lo más. Cuando lo hice, el traje me lo hizo Jorge Ibañez y lo doné al museo Evita. Tengo súper buena onda con la sobrina de Evita y me llamó para poner la voz en portugués para el museo”.

Embed

Sin dudas, Anamá es una caja de sorpresas y anécdotas divertidas como estas. Siempre alegre, carismatica y simpatica se ganó el corazón de los argentinos. Tan es así que ella misma destaca, “un honor. Es increíble que ningún peronista salió a criticarme”.

También te puede interesar

Desde el sofá, Florencia Rosa, Marito Altamirano y Esteban Jourdán te muestran cinco escenas bizarras de telenovela

Embed