menu
search
Economía Jubilaciones |

Moratoria previsional: costosa para el trabajador y a la medida del FMI

El proyecto de ley tiene media sanción y avanza en Diputados. El diseño del PPDP no tiene costo fiscal o es mínimo –porque los absorbe el trabajador– de manera de cumplir con las metas acordadas con el FMI. ¿Cuánto será el descuento en los haberes y las cuotas que habrá que pagar?

El proyecto oficialista de moratoria previsional denominado Plan de Pago de Deuda Previsional (PPDP) que podría convertirse en ley en las próximas semanas es muy costoso para el trabajador o la trabajadora, mientras el haber jubilatorio podría rondar apenas entre el 30% y el 50% del sueldo promedio aportado y actualizado de los últimos 10 años.

El diseño del PPDP no tiene costo fiscal o es mínimo –porque los absorbe el trabajador– de manera de cumplir con las metas acordadas con el FMI.

Es cierto que el PPDP permitiría que en los próximos dos años unas 800.000 personas que no reúnen los 30 años de aportes puedan jubilarse. Y en su gran mayoría no reúnen los 30 años de aportes porque estuvieron desempleados o trabajaron en empleos informales.

jubilados reforma previsional.jpg
El proyecto permite que un trabajador o trabajadora pueda completar los 30 años comprando los períodos faltantes.

El proyecto permite que un trabajador o trabajadora pueda completar los 30 años comprando los períodos faltantes.

Estos datos revelan la magnitud de la crisis social que se traslada como una pesada carga sobre el sistema previsional por partida doble: por la falta de ingresos en su momento de los aportes y las contribuciones y por los haberes que deben afrontar en adelante.

El proyecto permite que un trabajador o trabajadora pueda completar los 30 años comprando los períodos faltantes, pero el haber jubilatorio se calculará según los años aportados sin tomar en cuenta los meses o años adquiridos a través de la moratoria.

Así con los meses y años adquiridos para completar los 30 años se accede a la jubilación, pero no modifican el cálculo del haber jubilatorio que dependerá de los años efectivamente aportados, con la garantía del haber mínimo. Y a ese haber resultante se le descuentan en hasta 120 meses las cuotas según los años regularizados a través de moratoria.

En consecuencia, la jubilación será proporcional a los 10, 20 o 25 años aportados, sin que la moratoria altere el resultado, con el agravante de que las cuotas de la moratoria serán deducidas del haber resultante.

Se trata de una moratoria muy costosa para el trabajador y explica que los haberes resultantes puedan situarse por debajo de la jubilación mínima y, por ejemplo, con 25 años de aportes, pueda alcanzar el 50% del sueldo promedio actualizado de los últimos 10 años.

“En el PPDP cada período aportado tiene un peso de relevancia al momento del cálculo de la deuda total que debe ser cancelada. Por otro lado, los años de aportes efectivamente realizados son tenidos en cuenta para el haber inicial. De esta manera, no será lo mismo la situación de quien deba regularizar 20 años, que la de quienes deban regularizar 10 o 5 años de aportes”, explican en la ANSeS.

Cada mes de “compra” de los meses sin aportes tiene un valor mensual del 29% de la remuneración mínima imponible (hoy de $ 4.895,73), que se ajusta trimestralmente por la movilidad.

Para obtener estos haberes, mucho más sencillo y menos costosos para el trabajador o la trabajadora sería establecer que la jubilación sea proporcional a los años aportados sin necesidad de ninguna moratoria. El trabajador o la trabajadora obtendrían la misma jubilación sin tener que comprar los años faltantes a través de la moratoria, y sin cargar con una deuda que se deducirá de su jubilación en cuotas durante hasta 120 meses, casi equivalente a la esperanza de vida.

Se trata de un diseño acordado con el FMI.

A modo de ejemplo, a valores de hoy, para un trabajador en relación de dependencia con un sueldo bruto promedio actualizado de los últimos 120 meses de $ 180.000 (remuneración imponible promedio del sistema), la jubilación y las cuotas que le deducirán por acceder a la moratoria serían las siguientes:

  • Con 15 años de aportes efectivos y otros 15 años por moratoria, anteriores a diciembre de 2008, se jubilaría con un haber inicial de $ 63.430 (35,2% del sueldo bruto) y se le deducirían $ 9.791 en 90 cuotas o $ 7.344 en 120 cuotas. Durante esos 10 años, la jubilación en mano sería de $ 56.086 equivalente al 31,1% del sueldo. El haber y las cuotas se actualizan trimestralmente por la fórmula de movilidad. En este caso cobraría $ 7.000 del bono vigente hasta febrero.
  • Con 25 años de aportes y 5 años de moratoria, anteriores a diciembre de 2008, el haber inicial sería de $ 90.430 (50,2% del sueldo bruto) y le descontarían $ 9.791 en un plazo de 30 cuotas, quedando un neto de $ 80.639. Cobraría el bono de $ 7.000 hasta febrero 2023.

Temas