menu
search
Economía Moratoria | Jubilaciones | Moratoria previsional

Jubilación por moratoria: cuáles son las diferencias con los que aportaron 30 años o más

Quienes se jubilen por moratoria tendrán un "descuento" en sus haberes porque recibirán solo por los años aportados y además tendrán el descuento de la cuota sobre el haber durante los meses o años que dure la moratoria.

Es común escuchar que los que recurrieron a las moratorias para completar los 30 años de aportes se jubilan con los mismos derechos que los que aportaron 30 o más años de aportes.

Sin embargo, hay diferencias entre unos y otros. Según el Boletín de la Seguridad Social, el haber promedio de los que se jubilaron por medio de moratorias a diciembre 2023 era de $ 171.058, mientras los que aportaron 30 o más años el promedio era de $ 270.559.

image.png
Moratoria jubilatoria: derechos y diferencias con aportes de 30 años o más

Moratoria jubilatoria: derechos y diferencias con aportes de 30 años o más

Moratoria jubilatoria: derechos y diferencias con aportes de 30 años o más

La moratoria permite regularizar los períodos faltantes hasta el mes de diciembre del año 2008, inclusive, a través de la aplicación de una modalidad de pago en cuotas que se descuentan de manera directa del haber jubilatorio que obtengan. La cantidad de cuotas puede ser de hasta 120 meses. Pueden acceder a esa jubilación por moratoria, quienes se encuentran en una situación de vulnerabilidad social.

LEER MÁS ► Los jubilados perdieron el equivalente a 26.000 millones de dólares en seis años

Esto significa que, del haber resultante, se le descuenta al jubilado por moratoria una cuota mensual que puede extenderse durante 10 años.

Las cuotas a desembolsar por los meses a regularizar se calculan de acuerdo a la llamada “Unidad de pago de deuda previsional”, cuyo valor es el equivalente al 29% de la base mínima imponible de remuneración vigente a la fecha de la solicitud de la prestación previsional. Pero esa cuota que se pagará solo “servirá” para acceder a la jubilación. No incidirá sobre el haber, que se calculará sobre la base de los aportes efectivamente ingresados sin moratoria.

O sea que quien se jubile con la moratoria tendrá un “descuento” de su jubilación porque recibirá solo por los años aportados y además tendrá el descuento de la cuota sobre el haber durante los meses o años que dure la moratoria.

anses jubilaciones 2024 bono.jpg
En marzo, el jubilado por moratoria cobrará $ 134.445 más el bono de $ 70.000.

En marzo, el jubilado por moratoria cobrará $ 134.445 más el bono de $ 70.000.

Los que se jubilaron con 30 o más años de aportes y cobran la jubilación mínima tienen derecho a 82% del Salario Mínimo, Vital y Móvil. Los que se jubilaron por moratoria no tienen ese derecho.

Por ejemplo, la ANSES informó que en marzo “quienes cobran un haber mínimo y hayan acreditado 30 años de aportes efectivos sin moratoria recibirán, junto con el haber y el bono, un complemento equivalente al 82 por ciento el Salario Mínimo, Vital y Móvil de 31.851 pesos. Esto significa que en marzo recibirán 236.296 pesos (134.445 pesos de haber + 70.000 de bono + 31.851 pesos de complemento)”.

El jubilado por moratoria cobrará $ 134.445 más el bono de $ 70.000.

LEER MÁS ► Jubilaciones y fórmula de movilidad: la trampa del ajuste por inflación

Quienes no acuden a la moratoria y no reúnen los 30 años de aportes, pueden jubilarse accediendo a la PUAM (Pensión Universal al Adulto Mayor) con el cobro del 80% del haber mínimo, si se encuentra en una situación de vulnerabilidad social, sin derecho a la pensión por viudez.

Tanto la PUAM como la jubilación por moratoria son parches por el altísimo grado de informalidad que tiene la población activa en Argentina. Actualmente, aportan a la Seguridad Social unos 12 millones de trabajadores independientes y en relación de dependencia, mientras hay otros 8 millones que se desempeñan en la informalidad.

Sin la PUAM o la jubilación por moratoria, esos 8 millones no podrían jubilarse ni siquiera con un haber mínimo inferior al resto, con lo que se crearía una situación social más gravosa que la actual.

De aquí se desprende que la crisis previsional más allá de lo previsional y se alimenta de la enorme informalidad laboral que abarca al 40% de la fuerza de trabajo.