sábado 11 de julio de 2020
Economía | Economía | Deuda | Argentina

El Gobierno admite diferencias con bonistas y se tensa la negociación por la deuda

Desde el Ministerio de Economía señalan que algunos reclamos de acreedores son "ampliamente inconsistentes".

El Ministerio de Economía advirtió que la Argentina "no puede comprometerse de manera razonable" a hacer frente a las últimas exigencias de grupos de acreedores y cuestionó algunos reclamos por ser "ampliamente inconsistentes con el marco de sostenibilidad de la deuda".

Al difundir las propuestas de pago formuladas por el Gobierno y las contrapropuestas de los acreedores, la cartera que conduce Martín Guzmán consideró que "las demandas de los inversores a menudo divergen y no se pueden conciliar fácilmente".

Además de existir diferencias en el monto de los pagos, diversos grupos de acreedores quieren que la Argentina empiece a abonar intereses a partir del año próximo.

"La República evaluará todas las opciones disponibles como parte de un proceso integral para restaurar la estabilidad macroeconómica", sostuvo el Palacio de Hacienda.

Este miércoles, el Ejecutivo acordó con los bonistas levantar los acuerdos de confidencialidad y buscará extender el plazo de negociación que vence este viernes.

Según confirmaron fuentes oficiales, "todo apunta a que las negociaciones continuarán después del viernes" para alcanzar un acuerdo en las negociaciones para reestructurar deuda por u$s 66.3000 millones.

Desde el Ministerio de Economía reconocieron que continúa existiendo una diferencia "entre lo que quiere pagar el Gobierno y lo que pretenden los acreedores", y que el poderoso grupo Black Rock es el más renuente a llegar a un entendimiento.

Este fondo, que integra el denominado Grupo Argentino Ad Hoc, que componen también los inversores nucleados en Fidelity y Ashmore, mantiene su reclamo de u$s 55, lejos de lo que propone la cartera que conduce Martín Guzmán.

La cartera que conduce Martín Guzmán cuestionó algunos reclamos por ser "ampliamente inconsistentes con el marco de sostenibilidad de la deuda".

Al dificultarse las negociaciones, los acreedores decidieron no seguir extendiendo los acuerdos de confidencialidad, por lo que el Gobierno presentaría otra propuesta el lunes próximo, si consigue una nueva prórroga en las negociaciones.

Los voceros oficiales señalaron que el Ministerio de Economía mejoraría la oferta que tenía un valor de u$s 47 porque las distancias entre las partes siguen siendo importantes.

Según trascendió, no superaría los US$ 50 por cada cien, una propuesta que cuenta con el visto bueno del Fondo Monetario Internacional (FMI), que esta semana volvió a expresar públicamente su apoyo a la Argentina para presionar a los acreedores a llegar a un acuerdo.

Alberto Presidente medidas.jpg
Alberto Fernández. 

Alberto Fernández.

Anoche, el presidente Alberto Fernández admitió esta noche que hay "diferencias" con los acreedores durante las negociaciones por la deuda y criticó que "algunos acreedores tomaron una actitud de dureza que no se entiende".

El jefe de Estado consideró además que, si el país no llega a un entendimiento, "en términos reales, no hay mucha diferencia".

"Va a haber problemas para que las empresas tengan acceso al crédito, pero ya los tienen", argumentó en declaraciones a un canal de televisión.

Sin embargo, evaluó que "siempre es mejor acordar" e insistió: "Es mejor pagar la deuda que no pagarla, claramente. Hoy a la Argentina nadie le presta plata".

"Tenemos diferencias", reconoció el Presidente al referirse a los bonistas y apuntó: "No depende sólo de nosotros".

En ese escenario, cuestionó que "algunos acreedores tomaron una actitud de dureza que no se entiende".

"Hemos hecho nuestro mejor esfuerzo", destacó y remarcó que la Argentina hizo "una segunda oferta, que no termina de ser aceptada plenamente por los fondos".

Dejá tu comentario