sábado 24 de julio de 2021
Deportes Juegos Olímpicos | juegos | Roma

La historia de Abebe Bikila: su victoria sin zapatillas en el Maratón de los Juegos Olímpicos de Roma

El 10 de septiembre de 1960, el etíope Abebe Bikila se convertía en el primer atleta africano en ganar una medalla de oro, luego de correr durante 42 kilómetros descalzo entre caminos de tierra y ripio en los Juegos Olímpicos de Roma.

Los Juegos Olímpicos ofrecen historias que pueden ser dignas de grandes guiones de las mejores películas de ficción. Aquel acontecimiento deportivo que cada cuatro años obtiene todas las miradas del planeta, y que en esta oportunidad la cita que iba a darse en Tokio fue postergada al próximo año por la pandemia del coronavirus, contiene relatos que emocionan y son ejemplo de espíritu deportivo a seguir por miles de personas en el mundo entero.

La historia que reflejará para siempre los Juegos Olímpicos de Roma 1960, es la situación que se dio en la disciplina cuyo origen se encuentra en el mito de la gesta del soldado griego Filípides, quien habría muerto de fatiga tras haber corrido 42 kilómetros desde la ciudad griega de Maratón hasta Atenas, para anunciar la victoria sobre el ejército persa, en el año 490 a.C. En los Juegos Olímpicos modernos, impulsados por Pierre de Coubertin, esta disciplina se desempeña religiosamente desde la primera edición disputada en Atenas en el año 1896, y será el acontecimiento estelar de Tokio 2021, al disputarse en la última jornada de esta cita, la decimoséptima por tradición olímpica.

Rome 1960 Olympic Marathon | Marathon Week

Pies de oro en la capital italiana: el oro de Abebe Bikila en el Maratón de los Juegos Olímpicos de Roma 1960

Abebe-Bikila-2.jpg
Abebe Bikila fue el primer campeón olímpico proveniente de la África negra.

Abebe Bikila fue el primer campeón olímpico proveniente de la África negra.

Abebe Bikila nació en Mout, Etiopía, el 7 de agosto de 1932. Logró la primera medalla de oro del continente africano en toda su historia, cuando ganó el maratón olímpico el día 10 de septiembre de 1960 en Roma. Bikila demostró que los atletas africanos podían plantarse cara a cara con los atletas europeos y occidentales, siendo el preludio de la clara ventaja que posee ahora este continente en las pruebas de fondo y medio-fondo en el atletismo mundial. Su historia en el atletismo comenzó más bien de casualidad, cuando conformaba la Guardia Imperial de su país, viendo como los atletas etíopes desfilaban en la previa de los Juegos Olímpicos disputados en Melbourne en el año 1956.

El hombre que corrió una maratón descalzo... y la ganó

Pese a romper todos los récords en las Fuerzas Armadas, aún no era conocido en el ambiente deportivo. De hecho, no iba a viajar a Roma, pero Wani Biratu -el atleta que estaba designado para la cita- se lesionó el tobillo derecho jugando al fútbol, lo que le dio a Abebe su gran oportunidad.

El día de la maratón, se probó no menos de diez pares de zapatillas de “la marca de las tres tiras”, sin que ninguno le quedara a su medida. Entonces, sucedió lo inesperado: solicitó correr descalzo. Como en ese momento no había ninguna restricción para competir en esta condición por parte de la Federación Internacional de Atletismo Amateur (IAAF, desde el año 2019 pasó a llamarse World Athletics), se aceptó el pedido sin ninguna contradicción.

Abebe Bikila Roma
El Arco de Constantino, uno de los puntos del Maratón que se corrió en los Juegos Olímpicos de Roma en 1960.

El Arco de Constantino, uno de los puntos del Maratón que se corrió en los Juegos Olímpicos de Roma en 1960.

De esta manera, el etíope recorrió en dos horas, quince minutos y dieciséis segundos -récord mundial en ese momento- las colinas, caminos de ripio, asfalto y tierra; en lugares históricos de Roma como “Via Appia Antica”, “Lungotevere Della Vittoria”, “Piazza dei Campidoglio”, y la “Piazza de Porta Catena”, para desembocar en la meta, ubicada frente al Arco de Constantino.

https://twitter.com/juegosolimpicos/status/1304028257633865730

Cuatro años más tarde, Bikila retuvo el título en Tokio 1964 -ya con zapatillas hechas a su medida, debido al cambio de reglamento- luego de haber padecido apendicitis un mes y medio antes de la cita. Rompió su propio récord en dos horas, doce minutos y once segundos, siendo el primer atleta en revalidar el título de maratón, algo que solo ha podido conseguir hasta el momento el atleta de fondo alemán Waldemar Cierpinski (Montreal 1976 y Moscú 1980). En los Juegos Olímpicos de México DF 1968, la altura junto a problemas en su rodilla, impidieron la tercera participación olímpica del atleta.

Abebe Bikila Tokio
A

A

Un final insólito en la vida de Abebe Bikila

La victoria en Tokio significó además de la revalidación del título, que el gobierno de Etiopía le regale un automóvil marca Volkswagen, con el que se accidentó tiempo más tarde, provocando que quede parapléjico. “Los hombres de éxito conocen la tragedia. Fue la voluntad de Dios que ganase en los Juegos Olímpicos, y fue la voluntad de Dios que tuviera mi accidente. Acepto esas victorias y acepto esta tragedia. Tengo que aceptar ambas circunstancias como hechos de la vida y vivir feliz”, declaró Bikila, aceptando esta experiencia de vida como una fortaleza, luego de ser invitado a la Ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos de Munich en 1972, bajo la atenta mirada de más de 70 mil personas.

Abebe Bikila Munich 1972
Abebe Bikila, tras el accidente fue invitado a presenciar la Ceremonia de Apertura de los Juegos de Munich en 1972.

Abebe Bikila, tras el accidente fue invitado a presenciar la Ceremonia de Apertura de los Juegos de Munich en 1972.

Un año después, falleció en 1973 debido a las complicaciones que le dejó aquel terrible accidente. 60 mil personas despidieron en su funeral, a un atleta que marcó a generaciones enteras, siendo el preludio de la explosión en el atletismo de deportistas provenientes del continente africano.