lunes 25 de enero de 2021
Deportes | Colón | Copa Diego Maradona | Brian Fernández

Colón y la misma historia: otra vez se fue apagando

Otro torneo quedó por el camino. Otro que parecía que podía que iba a ir por más y se quedó sin nada. Colón y sus ilusiones que quedan en eso, ilusiones.

Como una estrella fugaz que brilla tanto como puede hasta que se apaga y desaparece en el firmamento, así fue el recorrido que tuvo Colón en la Copa Diego Maradona. Con un arranque muy positivo donde desarrolló un juego efectivo y una defensa férrea, el torneo que dispuso la Liga Profesional tras la pandemia tuvo un Sabalero efectivo.

Pero la historia se repitió y volvió a quedarse sin 'nafta' por el camino. Como en la primera década del 2000 donde tuvo equipos y entrenadores de enorme trayectoria de la talla del Coco Basile, Julio Falcioni, Pacho Maturana, Antonio Mohamed. Durante todos esos años siempre aparecía como la sorpresa ya que por calidad de jugadores y de algunos rendimientos hacía temer hasta los más grandes. Pero quedaba en eso, en expectativas rotas.

Esta vez no fue diferente. Colón tuvo cuatro primeras fechas frenéticas donde ganó tres y empató uno. Clasificando primero en su zona por encima de Independiente, Defensa y Justicia y Central Córdoba de Santiago del Estero. Eduardo Domínguez se daba el lujo de tener al Pulga Rodríguez en el banco y ponerlo los últimos minutos. Así de positivo era todo. La defensa era inalterable, el mediocampo era compacto y el ataque no desentonaba.

En un torneo de 11 fechas, con equipos con la cabeza más en las Copas Internacionales y con el Negro siendo superior en su zona era una buena oportunidad para aspirar a ir por más. Sin embargo, en la siguiente fase el equipo fue totalmente diferente. Frágil en defensa, inestable en el medio e irresoluto en ataque, dependiendo únicamente de algún destello del delantero tucumano. Sumado a los reiterados inconvenientes con Brian Fernández que terminó con su salida a una clínica en Buenos Aires.

Y así se terminó la ilusión de muchos Sabaleros que, con el correr de la Copa Diego Maradona, vieron que su equipo podía dar un poco más de lo que terminó demostrando. No creo que ser lapidarios sirva de algo ya que cuando comenzó el torneo no se le podía pedir mucho a un equipo que solo incorporó a dos jugadores. De todos, la historia se repite, por mucho o poco que tenga. Ahora será barajar y dar de nuevo en este 2021.

Dejá tu comentario