jueves 9 de abril de 2020
Ciencia | Astronomía | NASA | Ciencia

Hace 30 años se lograba la foto más lejana de la Tierra: un punto azul pálido

Detrás de Saturno, a más de 6.000 millones de kilómetros de la Tierra, la sonda espacial Voyager 1 giró para mirar hacia el planeta y tomó la foto más lejana de la historia. MIRÁ LA FOTO.

No hubiese sido posible sin la insistencia de Carl Sagan, el astrónomo divulgador que se acercó personalmente a la Nasa a pedirles que fotografiaran a la Tierra desde la sonda espacial Voyager 1, cuando se encontraba a 6.050 millones de kilómetros de distancia de nuestro planeta.

En la imagen, la Tierra aparece como un pequeño punto de luz que inspiró luego a Sagan a escribir su libro Un Punto Azul Pálido, que se convirtió en una de las obras más emblemáticas e influyentes de la historia de la ciencia.

La descripción que el científico hizo del “punto azul pálido”, es un llamado a humildad. “Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad, y formadora del carácter. Tal vez no hay mejor demostración de la locura de la soberbia humana que esta distante imagen de nuestro minúsculo mundo”, reflexionó el astrónomo al contemplar la imagen que hizo capturar.

un-punto-azul-palido-tierra
La foto que tomó de la Tierra la misión Voyager 1, en 1990.

La foto que tomó de la Tierra la misión Voyager 1, en 1990. "Un punto azul pálido" a 6.050 millones de kilómetros de la Tierra.

Cuando la Voyager 1 había terminado su principal misión, en 1980, y ya se alejaba de Saturno, Sagan hizo una sugerencia a Nasa para que la nave dirigiese su cámara hacia la Tierra y tomase una última imagen de nuestro planeta. El científico admitía en su propuesta que esa imagen no obtendría suficiente detalle para realizar un estudio científico de la Tierra, pero argumentaba que la imagen podría ser ilustrativa del lugar que ocupa el hombre en el Universo.

Mientras muchos miembros del proyecto Voyager 1 apoyaban a la idea de Sagan, otros argumentaban que dirigir las cámaras hacia la Tierra, vista desde la nave en una dirección próxima a la del Sol, podría poner en peligro los detectores.

En 1989, la misión estaba llegando a su final. En ese entonces, Sagan decidió renovar su petición a la Nasa ya que si esa foto única no se tomaba en ese momento, se perdería la ocasión para siempre. Finalmente decidió ir personalmente a hacer su petición a Richard Trury, el entonces administrador de la agencia espacial estadounidense.

Lo mejor que pudo pasar fue que la Nasa diera el sí. El 14 de febrero de 1990, la Voyager 1 tomó la tan esperada foto. En la famosa imagen, la Tierra se ve a través de unas bandas luminosas que son efectos artificiales ocasionados por reflejos y por la difusión de la luz solar en diferentes partes de la cámara.

Contemplar el planeta desde tan lejos, inspiró a millones de personas en el mundo. Y Carl Sagan nos dejó una profunda reflexión de tres minutos.

carl-sagan-cosmos
Carl Sagan, creador de Cosmos e impulsor de la foto que cambió la visión del mundo.

Carl Sagan, creador de Cosmos e impulsor de la foto que cambió la visión del mundo.

“Eso es nuestra casa. Eso somos nosotros. Todas las personas que has amado, conocido, de las que alguna vez escuchaste, todos los seres humanos que han existido, han vivido en él. La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de ideologías, doctrinas económicas y religiones seguras de sí mismas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada niño esperanzado, cada inventor y explorador, cada profesor de moral, cada político corrupto, cada 'superestrella', cada 'líder supremo', cada santo y pecador en la historia de nuestra especie ha vivido ahí -en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol.

Tal vez no hay mejor demostración de la locura de la soberbia humana que esta distante imagen de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amable y compasivamente, y de preservar y querer ese punto azul pálido, el único hogar que siempre hemos conocido.”

Escuchá la descripción completa, por el propio Carl Sagan

Carl Sagan - Un pálido punto azul (Subtitulado)