menu
search
Ciencia tecnología | Científicos |

Brainoware: la computadora que combina neuronas humanas y tecnología avanzada

En un hito sin precedentes para la ciencia y la tecnología, científicos estadounidenses han creado una computadora que integra tejidos cerebrales humanos y hardware avanzado.

En un avance revolucionario en el campo de la computación biológica y la tecnología, un equipo de científicos de prestigiosas instituciones de Estados Unidos, incluyendo la Universidad de Indiana en Bloomington, la Universidad de Florida y el Centro Médico del Hospital Infantil de Cincinnati, ha desarrollado una computadora híbrida denominada “Brainoware”.

El nuevo dispositivo es único y combina tejidos cerebrales humanos y componentes electrónicos, abriendo nuevas posibilidades en el ámbito de la inteligencia artificial y la neurociencia.

LEER MÁS ► El planeta que no debería existir y cambia todo lo conocido sobre el universo

Brainoware (2).jpg
Brainoware, un gran avance de la tecnología. 

Brainoware, un gran avance de la tecnología.

Un paso hacia la computación híbrida

"Brainoware" representa un hito en la búsqueda de computadoras híbridas capaces de resolver problemas informáticos complejos con una fracción de la energía requerida por las máquinas convencionales.

Esta tecnología emplea un "organoide" cerebral, creado a partir de células madre humanas, que se sitúa sobre una placa de circuito diseñada para interactuar con él.

LEER MÁS ► Implante cerebral para tratar la enfermedad de Parkinson: ¿Una esperanza para los pacientes?

Eficiencia energética y capacidad cognitiva

El cerebro humano, una computadora natural evolucionada a lo largo de millones de años, se destaca por su asombrosa eficiencia energética comparada con las máquinas actuales.

Un cerebro humano consume aproximadamente 20 vatios de energía, mientras que el hardware de IA convencional puede llegar a consumir hasta 8 millones de vatios para realizar tareas similares. Brainoware busca cerrar esta brecha energética aprovechando la eficiencia inherente del cerebro humano.

Brainoware (3).jpg

“Computación de reservorio”: una nueva era en IA

Brainoware es un ejemplo destacado de “computación de reservorio”, un enfoque donde se introduce información en una red compleja (el organoide cerebral) y se interpretan las salidas.

Lo revolucionario de esta técnica es que los científicos pueden utilizar el organoide sin necesidad de entender completamente su funcionamiento interno. El organoide actúa como una “caja negra”, permitiendo un aprendizaje y adaptación sin precedentes.

Cultivo y funciones del organoide cerebral

Los organoides cerebrales utilizados en Brainoware se cultivan a partir de células madre pluripotentes, capaces de formar cualquier tipo de tejido.

Tras un mes de desarrollo, estos organoides contienen varios tipos de células cerebrales, incluyendo neuronas y astrocitos, y replican aspectos básicos de la corteza cerebral humana, responsable de funciones como el aprendizaje y el razonamiento.

LEER MÁS ► Una santafesina contó cómo se ven las auroras boreales desde su balcón

Resultados impresionantes en reconocimiento de voz

En pruebas iniciales, Brainoware fue capaz de mejorar significativamente su rendimiento en tareas de reconocimiento de voz, pasando de un 51% a un 78% de precisión en solo unos días.

Esto demuestra la capacidad natural del organoide para formar nuevas conexiones y adaptarse a nuevas experiencias, similar a cómo el cerebro humano aprende y almacena recuerdos.