menu
search
Actualidad YouTube |

Un youtuber santafesino recorre la ruta 40 en una Econo Power

Pablo Imhoff es un youtuber santotomesino, que en 2020 comenzó el "Proyecto Alaska", un viaje para recorrer América. En los próximos días retomará su aventura y se dirigirá a Bolivia en su moto Econo Power.

Pablo Imhoff, el viajero que cuenta sus aventuras en YouTube, retomó el proyecto Alaska, el cual lo llevará con su moto Honda Econo Power a recorrer el continente. En diálogo con AIRE, Imhoff que se autodenomina como un Youtuber retomará en breve una travesía que se vio pospuesta por la pandemia de covid-19.

"Pablito viajero", como se llama su canal de YouTube, y como mejor se lo conoce en las redes sociales reúne más de 700 mil seguidores. "Hace diez años creé un canal de YouTube con la intención de compartir mis experiencias de viaje con las personas. En ese momento ni se me cruzaba por la cabeza que el tiempo haría de ese canal mi profesión -si se puede llamar así- y me pagarían por ello", destacó.

"Los comienzos son muy amateur, pero con el tiempo esto se convirtió en un estilo de vida", sostuvo el viajero que hace diez años viaja por diferentes rutas. Con el tiempo el aventurero adquirió las herramientas para poder generar contenido y recursos a través de las redes.

Pablo no solo viaja por todo el país en una motocicleta, sino que se dedica a documentar sus viajes en Instagram y Youtube."Creo que tengo una audiencia muy fiel. Miran todo el contenido de manera estable", aseguró.

Proyecto Alaska

El #ProyectoAlaska, como él lo denomina, tiene como meta recorrer entre 40 mil y 50 mil kilómetros para unir todo el continente americano. Pablo realizará esta nueva aventura en dos ruedas, con una Honda C90 Econo Power a la que él mismo junto a varios amigos le realizó modificaciones: le colocó alforjas laterales de cuero, un baúl trasero de madera y una toma de 12 volts.

Cambios

En 2014 Pablo decidió cambiar su cotidianidad. “No fue una decisión que tomé de un día para el otro. Fue tomándola, pensándola en mi cabeza un tiempo hasta que decidí dejar mi vida en Rosario”, sostuvo. Rescindió su contrato de alquiler, renunció a su trabajo en un laboratorio óptico, y agarró su motocicleta para emprender viaje el 1 de noviembre del 2014.

“Finalicé mi vida y comencé otra desde cero. Primero fue incertidumbre, una adrenalina muy grande porque no sabía con lo que iba a encontrarme. Pero fue muy hermoso porque a partir de ahí empecé a hacer lo que me gustaba y por suerte resultó bien y hoy vivo de esto”, explicó.

Temas

Dejá tu comentario