menu
search
Actualidad México |

Menores y narcotráfico: una ONG de México trabaja para reconstruir el tejido social

Según datos de la asociación mexicana Reinserta, actualmente son 30.000 los menores que integran las filas de la delincuencia organizada en ese país. Desde la ONG explican que "un niño con un arma en la mano, antes de ser victimario, fue una víctima que naturalizó la violencia". De qué manera trabajan.

"Somos producto de nuestras oportunidades”, dijo José Pablo Balandra, coordinador de la Dirección General de la ONG Reinserta, en una entrevista al AIRE, en la que pudo contar cómo se trabaja desde esta asociación para “romper los círculos de delincuencia y mejorar la seguridad del país”.

En octubre del año pasado, Reinserta presentó un estudio titulado “Niñas, Niños y Adolescentes Reclutados por la Delincuencia Organizada”, en el que se conoció la cantidad de menores que integran las filas de la delincuencia organizada en ese país: son 30.000. A partir de este estudio, el Gobierno nacional creó un Observatorio Nacional para la Prevención del Reclutamiento de menores por parte de la delincuencia organizada, que busca desarrollar estrategias para abordar este tema.

Según se indica en el estudio, hay varios motivos por los que los grupos del crimen organizado reclutan a menores de edad. La falta de apego, la desintegración familiar y la impunidad son algunas de las razones principales.

José Pablo Balandra, coordinador de Dirección General ONG Reinserta

En este sentido, Balandra explica que “un niño de 10 ó 14 años con un arma en la mano, antes de ser victimario, fue una víctima que naturalizó la violencia, y visibilizar este problema es un primer paso para crear un país donde se empiece a hablar de paz y se pongan los cimientos de una reconstrucción del tejido social”.

El referente de la ONG cuenta que en el estudio presentado se relatan experiencias de algunos menores que terminaron en centros de internamiento, que son espacios tutelares para menores de entre 14 y 17 años. El trabajo de esta asociación es justamente con estos niños y adolescentes, donde intervienen y les ofrecen oportunidades para poder reconstruir su camino, y para que salgan a una sociedad que los contenga y encuentren estabilidad.

En este sentido, comentó experiencias muy buenas en Ciudad de México donde se trabaja para reinsertarlos y cuentan con estrategias para brindarle una red de apoyo. “Los centros de internamientos deben ser centros de oportunidades, porque ahí llegan los más vulnerables, que cuando salen de estos espacios, algunos hasta son excluidos de su propia familia. Por eso desde nuestra asociación trabajamos para hacer un seguimiento con ellos y les acercamos oportunidades laborales y espacios de voluntariado para que puedan reinsertarse en la sociedad", concluyó.

Temas

Dejá tu comentario