menu
search
Actualidad Manuel Adorni | Javier Milei | Alberto Fernández

Manuel Adorni se negó rotundamente a hablar de los perros de Javier Milei: "Es meterse con su familia"

El vocero presidencial, Manuel Adorni, se ofendió cuando le preguntaron por los perros de Javier Milei y se negó a contestar preguntas sobre los canes.

Manuel Adorni, el vocero del presidente Javier Milei, no quiso decir con exactitud cuántos perros tiene el primer mandatario, luego de que una chicana hecha por Alberto Fernández se hiciera viral. “Mi perro no me aconseja y está vivo”, dijo el expresidente en referencia a Dylan, su mascota.

Qué dijo Manuel Adorni sobre los perros de Javier Milei

“Te quería consultar sobre los perros del presidente. El otro día contaste públicamente que pudiste conocerlos. No quedó muy claro todavía si son cuatro o cinco”, le consultó Jonathan Heguier, de El Destape, a Adorni. “Vos decías ‘no importa el número’, pero la verdad es que haya cuatro o cinco perros ya no es un problema del presidente, sino de todos los argentinos, porque si el presidente tiene cuatro perros y ve cinco, estamos hablando de una persona que no ve algo que no se condice con la realidad”, explicó el periodista.

LEER MÁS ► Alberto Fernández se burló de Javier Milei con lo peor: "Mi perro está vivo"

Adorni, incómodo y fastidiado, se negó rotundamente a contestar la pregunta. “Me parece una falta de respeto definir al presidente como una persona que habla con cosas que no existen. Te lo digo de verdad. Me parece una cuestión absolutamente irrespetuosa. Es meterse con su familia y me parece que tenemos que dejar de hablar de determinadas cuestiones”, explicó.

Cuánto dinero le costó a Javier Milei clonar a su hijo Conan.jpg
Manuel Adorni se negó a hablar sobre los perros de Javier Milei luego de los dichos de Alberto Fernández.

Manuel Adorni se negó a hablar sobre los perros de Javier Milei luego de los dichos de Alberto Fernández.

“Me parece absolutamente desubicado sugerir lo que sugeriste”, cerró el portavoz, sin dar certezas a nadie.