martes 7 de abril de 2020
Actualidad | Santa Fe |

"Esto no hubiese pasado si esos chicos utilizaban los verdaderos valores que enseña el Rugby"

Esteban Fainberg, el presidente de la Unión Santafesina de Rugby rechazó el accionar de los 11 jugadores que asesinaron a Fernando Báez Sosa a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell. "Es nuestro deber identificar esas actitudes y erradicarlas del Rugby", dijo.

Durante el 2019 varios grupos de jóvenes golpearon a un indigente en la calle, violaron en manada a más de una mujer, golpearon en la mandíbula a un adolescente en una fiesta en Punta del Este y filmaron a mujeres mientras tenían relaciones sexuales. Todos los ataques se viralizaron y fueron protagonizados por hombres que pertenecían a equipos de rugby. El último episodio fue el más grave: 11 jugadores del Club Náutico Arsenal Zárate asesinaron a Fernando Báez Sosa, un joven de 18 años, a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell.

Tras lo sucedido, se abrió en la sociedad un debate que cuestiona los valores que se enseñan en el rugby argentino. Esteban Fainberg fue jugador, entrenador y actualmente se desempeña como dirigente en el mundo del rugby santafesino. En diálogo con Aire de Santa Fe, el presidente del Consejo Directivo de la Unión Santafesina de Rugby se refirió al asesinato de Báez Sosa como un acto de locura por parte de los 11 adolescentes.

Fernando Báez Sosa
La familia del chico asesinado por los rugbiers lo despidió este lunes a la tarde en un triste funeral.

La familia del chico asesinado por los rugbiers lo despidió este lunes a la tarde en un triste funeral.

"La familia del rugby está conmocionada porque esto no pasa porque sean rugbiers sino personas violentas", aseguró. Para Fainberg, el deporte genera lo contrario a lo que ocurrió en Villa Gesell. "Fomenta el trabajo en equipo y, sobre todo, líderes positivos, no aquellos que elijan la violencia para reaccionar", argumentó y explicó que el atleta de rugby experimenta una transformación física y mental desde los 15 años hasta los 18. "Muchas veces el alcohol hace que los adolescentes pierdan el sentido de los que están haciendo y usen ese potencial físico de mala manera", aclaró.

El presidente de la Unión Santafesina de Rugby rechazó el accionar de los 11 rugbiers en Villa Gesell, pero aseguró que "la violencia es parte de la sociedad" y lamentablemente está inserta en todos los deportes. "Este viernes en Mar del Plata se jugó un partido de los Jaguares y no fue necesario ningún policía entre la gente. Sin embargo, un partido de fútbol o de básquet, no empieza si no hay oficiales", señaló. "Yo no quiero quitar responsabilidad a los asesinos pero si esos chicos hubieran utilizado los verdaderos valores que enseñamos, esto no hubiera pasado", aclaró.

Leer más ► Rugbiers: allanaron nuevamente la casa alquilada por los detenidos por el crimen de Villa Gesell

Fainberg destacó que en el rugby enseñan a los líderes a ser los primeros en llegar y los últimos en irse, como así también a contener a los compañeros en peleas o discusiones. "Líder no es el que dirige una banda de forajidos que agarra a golpes a un pibe a la salida del boliche", sentenció. "Es verdad que ese tipo de chicos están en el mundo del rugby, pero su futuro es corto. Es nuestro deber identificarlos y erradicar esas actitudes porque arrastran a los otros", dijo.

El Rugby fomenta el trabajo en equipo y, sobre todo, líderes positivos, no aquellos que elijan la violencia para reaccionar El Rugby fomenta el trabajo en equipo y, sobre todo, líderes positivos, no aquellos que elijan la violencia para reaccionar

En relación a la gran cantidad de ataques de grupos de rugbiers que se registraron durante el último año en el país, Fainberg aseguró que muchas veces se utiliza a la "manada" para hacer daño y no sólo para el juego. "En este caso uno se equivocó al reaccionar a los golpes en primera instancia adentro del boliche y los demás lo siguieron", analizó, pero reiteró que de ninguna manera esos 11 jugadores representan al rugby en su conjunto.

Leer más ► El desgarrador mensaje de la novia de Fernando Báez Sosa en las redes sociales

Luego de la golpiza que terminó con la vida de Fernando Báez Sosa se comenzó a hablar de diversos casos de rugbiers que golpearon, atacaron o hirieron física y psicológicamente a hombres y mujeres de todas las edades. En casi todas las ocasiones accionaron en manada y, un factor que llama la atención, es que generalmente se trata de adolescentes de una determinada clase social. De esta manera, se comenzó a hablar del rugby como un deporte violento y clasista.

Líder no es el que dirige una banda de forajidos que agarra a golpes a un pibe a la salida del boliche

"Hay determinados clubes -los de los colegios, por ejemplo- en los que se puede ver que hay una asistencia segmentada pero si recorrés todos los lugares donde se practica el Rugby en Santa Fe vas a ver que hay personas de todas las clases sociales", aseguró el presidente de la Unión Santafesina de Rugby.

Leer más ► Para el fiscal hubo "premeditación" en el ataque al joven asesinado en Villa Gesell

Si recorrés todos los lugares donde se practica el Rugby en Santa Fe vas a ver que hay personas de todas las clases sociales

La máxima autoridad de la Unión Santafesina de Rugby contó, además, que se comunicó con el presidente de la Unión Argentina de Rugby, quien bajó línea a todas las provincias para que hablen con los medios de comunicación y expliquen que en el deporte no pasan este tipo de episodios siempre, sino que son casos aislados llevados adelante "por personas antes que por rugbiers". Desde la asociación santafesina resaltan que en el deporte van a redoblar la apuesta de seguir enseñando los buenos valores y van a eliminar aquellos focos violentos de los clubes.

Escuchá al entrevista completa

Embed

Temas