martes 11 de agosto de 2020
Actualidad | Santa Fe | Bajante |

Erosión en el Viaducto Oroño: aseguran que los daños son superficiales

Desde Vialidad Nacional confirmaron a Aire Digital que no está dañada la estructura del pilar del puente, sino la protección contra el impacto de embarcaciones. Al mediodía, el río midió 1,54 metros en el puerto. Es el nivel más bajo en diez años.

La impresionante bajante en la cuenca del Paraná -el río está en su nivel más bajo en diez años en Santa Fe: 1,54 metros- dejó expuesto un problema de erosión en uno de los pilares del Viaducto Oroño, el que está más cerca de la Costanera Este.

El dato lo pasó Pablo Lucero, especialista en clima de Aire de Santa Fe, y preocupó porque el viaducto es el cordón umbilical que conecta a la ciudad con los barrios de la Costa y con la ciudad de Paraná.

Desde Vialidad Nacional le aseguraron a Aire Digital que “el daño es superficial” y que la estructura del pilar no corre riesgos. El tramo que está afectado es la protección contra el impacto de embarcaciones. Es como un "paragolpes" de hierro y hormigón que protege la estructura del pilar de un potencial choque contra alguna lancha o barco.

Puente Oroño (7).jpeg
El hormigón desapareció de la armadura de hierro de la protección contra el impacto contra embarcaciones.

El hormigón desapareció de la armadura de hierro de la protección contra el impacto contra embarcaciones.

¿Por qué el río se “comió” el hormigón en esa parte del pilar? ¿Y por qué lo mismo no pasó en el otro pilar, el que está del lado de Regatas y la costanera?

Leer más ►Mirá el especial interactivo por los 50 años del túnel

En Vialidad Nacional creen que este pilar es el que sufrió más con la erosión porque está más expuesto a la corriente justo en el tramo en el que la laguna Setúbal se angosta para ingresar al riacho Santa Fe. También pueden haber influido los escombros que se tiraron cerca de ese pilar en las últimas crecidas.

Puente Oroño (3).jpeg
El otro pilar, el que está más cerca de Regatas, el efecto de la erosión en un puente que tiene casi 50 años parece menos grave.

El otro pilar, el que está más cerca de Regatas, el efecto de la erosión en un puente que tiene casi 50 años parece menos grave.

La otra causa es conocida por los ingenieros, se la define como la carbonatación del hormigón. Es una reacción química que se produce cuando el material está en contacto con un “medio acuoso” y que provoca la pérdida de hormigón.

Desde Vialidad Nacional reconocieron que arreglar la parte que está erosionada supone una obra importante. Es que hay que hacer un dique seco para poder trabajar en esa parte del pilar. Además faltan trabajos de mantenimiento en las pasarelas peatonales del viaducto (el asfalto, en cambio, se acaba de renovar). La última batimetría del Viaducto Oroño se realizó hace dos años, en el marco de una de las últimas crecientes del Paraná y según los ingenieros de Vialidad no se detectaron problemas importantes.

Puente Oroño (4).jpeg
En esta parte del pilar también se observa el efecto de la erosión.

En esta parte del pilar también se observa el efecto de la erosión.

Leer más ► Alvarado, el narco que fue diez años un fantasma y formó parte del "pacto de gobernabilidad con el delito"

El puente se inauguró hace 48 años (el 30 de septiembre de 1971), dos años después del Túnel Subfluvial que hoy cumple 50 años. Y eso no es casual, la obra estaba alineada con el aumento de tránsito por la construcción del túnel en toda el área metropolitana de Santa Fe y Paraná.

La bajante más importante en diez años

Los 1,54 metros que midió el río este viernes al mediodía en el Puerto de Santa Fe es la marca más baja en diez años. Hay que remontarse al 2009 para encontrar un nivel más bajo: 1,53 metros. Pero en la historia del río hay bajantes mucho más importantes, que dejaban un amplio margen del lecho de la laguna Setúbal seco -hasta la cruzaban caminando- y un hilo de agua debajo del Puente Colgante.

Puente Oroño (2).jpeg
La bajante más importante del Paraná en diez años expuso estas dificultades en uno de los pilares.

La bajante más importante del Paraná en diez años expuso estas dificultades en uno de los pilares.

En el cortísimo trecho de la historia del río que está medido -en Santa Fe los datos de crecidas y bajantes comenzaron a registrarse en serio a partir de 1905- hay varios momentos en los que el río perforó el 0 en la escala del hidrómetro del puerto, que está alineado con la cota que tiene el puerto en comparación con Mar del Plata (8,20 metros IGN).

Carlos Paoli, investigador asociado del INA y exdirector del Centro Regional Litoral del INA, le explicó a Aire Digital que un punto de quiebre en la historia de las bajantes fue la construcción de las represas brasileñas en la cuenca del Paraná, porque moderaron su impacto.

Antes de que estén operativas, a mediados de los 70’, las descensos era mucho más importantes como se puede ver en este gráfico que compila los niveles mínimos del río de 1905 en adelante.

Embed