viernes 14 de agosto de 2020
Actualidad | Hospitales | Provincia de Buenos Aires |

En cuatro meses, Buenos Aires aumentó en un 3500% su capacidad de diagnóstico

Ya son 39 los laboratorios que conforman la Red de Laboratorios de diagnóstico de COVID-19 de la Provincia de Buenos Aires, entre ellos los Hospitales Fiorito y Pte. Perón de Avellaneda.

El Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires aumentó un 3.500% el promedio de diagnósticos diarios desde fines de marzo con la incorporación de 33 nuevos laboratorios, que permitieron pasar de 200 a 7.200 pruebas al día para detectar casos de coronavirus, informaron fuentes ministeriales.

A la fecha, la Provincia cuenta con 39 centros que conforman la Red de Laboratorios de Diagnóstico, de los cuales ocho usan usan PCR isotérmica (Neokit o Chemtest desarrollados en el país) y aportan 500 determinaciones diarias cada uno.

La red está conformada por laboratorios de hospitales nacionales (emplazados en territorio bonaerense), provinciales, municipales, universidades y otros organismos como el INTA y el SENASA, coordinados por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires.

En paralelo al diagnóstico, la Provincia también sumó varias estrategias de vigilancia epidemiológica, entre ellas, la de pooles en establecimientos semicerrados como geriátricos y establecimientos especializados en salud con internación.

Esta iniciativa, permitió evaluar a 3.402 personas de más de 100 establecimientos, de las cuales 477 fueron diagnosticadas como positivas, lo que contribuyó a evitar más de 40 brotes.

Otra de las estrategias es la que apunta a estimar la seroprevalencia de infección por SARS-CoV-2 en barrios populares y en el personal de salud por medio de la técnica de ELISA (COVIDAR desarrollo Argentino y SEROKIT para la toma de muestras).

De esta manera, la Provincia busca obtener información sobre la circulación del virus, el estado inmunitario de la población general e identificar posibles donantes de plasma.

"Pero, sobre todo, contar con información oportuna necesaria para la salud pública y la ejecución de acciones concretas para el cuidado de la población", señaló la cartera sanitaria.

Esta metodología comenzó hace dos semanas en Villa Itatí de Quilmes, uno de los barrios bonaerenses con circulación local del virus, donde hasta ahora se detectó un 15 por ciento de seroprevalencia en la población.

A su vez, esta semana se realizó el estudio en Villa Azul, de Avellaneda, y se continuará en el barrio San Jorge, de Tigre, y en La Cava, de Lomas de Zamora.

En el personal de salud, comenzó a implementarse en establecimientos provinciales públicos del territorio bonaerense y luego continuará en municipales.

Los resultados, explicaron los especialistas, aportarán información sobre el estado de la infección por SARS-Cov-2 en los trabajadores de los hospitales provinciales, permitirá identificar casos de infección asintomática, monitorear al personal, determinar posibles exposiciones de riesgo y encontrar potenciales donantes de plasma.

FUENTE: Télam