miércoles 29 de junio de 2022
Actualidad Salta |

Conmoción en Salta: quedó huérfana a los 12 años, está postrada y los chanchos le comieron los dedos

Tras la muerte de su madre y el abandono de su papá, Zaira quedó a cargo de su abuelo que no cobra ninguna pensión y sobrevive vendiendo artesanías. Atención: las imágenes pueden herir su susceptibilidad.

La historia de Zaira es tan dramática que trascendió las fronteras de Salta, donde vive postrada en una cama sumida en una profunda depresión, ciega y sin decir ni una palabra. Su papá la abandonó a ella y a sus hermanos y su mamá murió hace tres años de cáncer de útero. La menor, que tiene apenas 12 años, quedó a cargo de sus abuelos y vive en una choza en Misión Chaqueña en situación de abandono y extrema pobreza. En ese contexto, como si todavía no hubiera sufrido lo suficiente, los chanchos le arrancaron algunos dedos al intentar quitarle una medialuna que su hermano le había puesto en la mano en su intento por ayudarla a comer.

“Era una nena llena de vida, iba a la escuela, jugaba, como cualquier niño de su edad. Al parecer entró en depresión, por la falta de su mamá y dejó de comer. Está con un cuadro de desnutrición muy grave, perdió totalmente la vista y ya ni habla”, contó en sus redes Diana, la mujer que viralizó el caso. Y añadió: “Es muy triste. Si hubiese recibido apoyo psicológico, quizás podría haberse evitado está situación”.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

image.png
Zaira quedó a cargo de sus abuelos, que apenas sobreviven vendiendo artesanías. (Foto: gentileza Qué pasa Salta).

Zaira quedó a cargo de sus abuelos, que apenas sobreviven vendiendo artesanías. (Foto: gentileza Qué pasa Salta).

De acuerdo al relato de la vecina, las necesidades de Zaira “son totales” ya que sus abuelos no reciben ningún beneficio por parte del Estado y apenas sobreviven vendiendo artesanías. Además remarcó que vivienda precaria donde viven no tiene puertas ni ventanas, que el pozo ciego está a más de 10 metros de distancia y la “ducha” es una casilla cubierta de plástico.

Zaira estuvo internada 15 días en el Hospital Materno Infantil pero después, siempre según el testimonio de Diana, la mandaron de vuelta a su casa sin ningún tipo de asistencia médica. La nena se alimenta a través de una sonda que recibe leche y su estado de desnutrición es grave.

image.png
La leche que los médicos le recetaron a Zaira. (Foto: Twitter Gabriel Cordi)  

La leche que los médicos le recetaron a Zaira. (Foto: Twitter Gabriel Cordi)

“Cualquier ayuda, por mínima que sea, al menos puede mejorar un poquitito su calidad de vida y la de sus abuelos”, pidió la mujer en su publicación, junto a una foto de la leche que le recetaron los médicos a Zaira.

Temas