menu
search
Actualidad gasoil | Combustibles |

Advierten que la falta de gasoil es crítica en la región y se pagan precios irracionales

Un relevamiento de los corresponsales de AIRE en la región plasmó las dificultades que se presentan al cargar gasoil en diferentes puntos de la provincia. Advierten que "es muy difícil conseguirlo" y los precios son muy elevados.

Un relevamiento de los corresponsales de AIRE en la región plasmó las dificultades que se presentan al cargar gasoil en diferentes puntos de la provincia. Las situaciones son dispares, lo único común es la incertidumbre que atraviesan los distintos sectores productivos ante el desabastecimiento del combustible. Desde recargas en el precio a los vehículos con patentes extranjeras hasta precios que superan los establecidos de manera oficial, son los factores que marcan las diferentes realidades.

Desde el departamento 9 de Julio, el corresponsal Alexis Zapata, confirmó que en la ciudad de Tostado, el abastecimiento de naftas es normal. "Sin embargo, ante la demanda de diesel que se genera en la época de cosecha, provoca faltante", confirmó. Zapata explicó que durante la semana las estaciones sufren de la faltante de gasoil por uno o dos días.

Desde Helvecia, Cesar Quinteros confirmó que el problema central es la demora que hoy se vive en el abastecimiento. "Antes era de un día, hoy llega a los cuatro, pero se está manejando con bastante normalidad", sostuvo.

San Justo tiene faltantes en tres de las cinco estaciones de servicio que se instalan en la localidad. Así lo confirmó el periodista Cristian Baroni, de las tres firmas que se ubican a lo largo de la ruta Nacional N.º 11, dos no cuentan con gasoil. En tanto, de las dos que se emplazan en el casco céntrico, solo una cuenta con combustible diesel.

En la localidad de Cayastá, el corresponsal Esteban Reyes, aseguró que la semana pasada el contexto fue complicado, pero hoy la situación es "estable" y cuentan con combustible para abastecer la demanda.

Desde el departamento Vera, Manuel Mudry confirmó que se aplica un recargo tanto a los vehículos que cargan más de 100 litros como a los que poseen patentes extranjeras y se prioriza a los vehículos de transporte y carga de la región.

Por último, desde Florencia, el corresponsal Narciso Medina sostuvo que la realidad de la región no es ajena a la que se presenta en el país. "Se sigue consiguiendo diesel, pero con un costo más elevado que el oficial", sostuvo el periodista, que destacó la preocupación que provoca el contexto entre los productores algodoneros.

Embed

La corresponsal de AIRE en Rafaela, Elida Thiery, advirtió este lunes que tanto los transportistas, los productores y otras personas que tienen que moverse por el interior del país no consiguen combustible. "En la región no hay disponibilidad de combustible", dijo en Ahora Vengo, el programa de Luis Mino.

"Ocasionalmente se consigue gasoil. En algunas estaciones incluso no tenés nafta súper, que es la más común y la más barata", alertó la periodista. Y siguió: "Los vehículos de todo tipo de carga utilizan gasoil y es muy difícil conseguirlo". Thiery dijo que los transportistas van cargando de a pocos litros por estación de servicio y que lo abonan a "precios irracionales".

"Los transportistas van cargando de a 150 o 200 litros y están pagando precios totalmente irracionales, por arriba de los $200 el litro de gasoil. El problema es el precio, porque el problema es la inflación en este país, entre tantas otras cosas. El punto es que Argentina es productor de combustible", criticó.

"Brasil bajó los impuestos -recordó-, cuando subió el precio real del combustible. En Alemania sacás un ticket de 9 euros y viajas todo el mes en transporte público, acá seguimos debatiendo los subsidios al transporte y no lo malo que es el servicio".

Días atrás, la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe pidió previsibilidad y herramientas concretas para poder seguir trabajando. Entidades de transporte santafesinas se sumaron en esta misma línea y, en el ámbito nacional, son muchos los sectores que siguen renovando cada semana la explicitación de una crisis que se sigue agravando.

Este domingo, Federación Agraria Argentina (FAA) volvió a manifestarse en un comunicado:

Embed

¿Cuánto tiempo más el gobierno se va a seguir haciendo el distraído ante la falta de gasoil que frena el aparato productivo?

"Luego de semanas en las que desde Federación Agraria Argentina venimos advirtiendo acerca del faltante de gasoil y los sobreprecios que deben pagar los pequeños y medianos productores de distintos puntos del país, nos preguntamos por cuánto tiempo más el gobierno nacional se va a seguir haciendo el distraído y va a continuar dándonos la espalda.

La situación se agrava y compromete no solo nuestro presente sino nuestro futuro, pues distintas estimaciones (de la Bolsa de Comercio de Rosario o de la Bolsa de Cereales) marcan fuertes bajas en las estimaciones de las cosechas a raíz de este problema. Día a tras día nos vemos obligados a recorrer estaciones de servicio en busca de combustible para desarrollar nuestras labores. Y, cuando finalmente lo encontramos, quedamos a merced de lo que nos quieran cobrar, porque ahí también el Estado se hace el desentendido, y más allá de los discursos proteccionistas libera al mercado que ponga el precio que quiera por este bien.

No hacemos este reclamo por ideología o por política. Sin combustible no podemos movernos ni producir. No podemos generar nuestros ingresos para sostener a nuestras familias, ni divisas para el país. Parece que no lo ven, aunque lo tienen bien en cuenta cuando piensan en adónde ir a sacar recursos cuando se les vacían las arcas. Señores, es tiempo de hacer algo porque la crisis por la falta de combustible nos golpea duro. No pueden seguir como si nada pasara. No lo permitiremos.

Como entidad, decidimos comenzar a difundir desde el lunes una serie de videos en los que productores federados, pequeños y medianos, de distintas provincias, cuentan cómo les afecta en primera persona esta falta de política que algunos “elegidos” pergeñan (o eligen no pergeñar) desde escritorios en el centro porteño".