Masonería en Zenón Pereyra: un circuito que revela las pistas que dejaron los masones en las casonas y tumbas

Masonería en Zenón Pereyra: un circuito que revela las pistas que dejaron los masones en las casonas y tumbas

En las fachadas hay medallas masónicas, espadas flamígeras, escuadras y compases. AIRE recorrió este pueblo santafesino con dos compañeros masones y la persona que descubrió, hace una década, que vivían rodeados de símbolos.

POR GASTÓN NEFFEN

Hace diez años, Adriana Gieco buscaba un eje para promover el turismo en Zenón Pereyra, un pueblo santafesino de 2.000 habitantes. “Lo que nosotros tenemos son las antiguas casonas”, pensó. Les sacó fotos y se las llevó a un arquitecto italiano que trabajaba para la provincia y es un experto en edificios históricos. Su respuesta, le abrió los ojos: “Adriana, las casas están llenas de símbolos masones”.

Los vecinos -asegura Gieco- no sabían que vivían rodeados de símbolos, que se camuflan en una decoración “recargada” y barroca, y menos que este podía ser el eje de uno de los circuitos turísticos más originales que hay en Santa Fe. AIRE lo recorrió con Adriana y dos compañeros masones que ayudaron a reconstruir e interpretar las pistas que dejaron los masones que fundaron este pueblo a finales del siglo XIX y lo hicieron prosperar.

Masonería en Zenón Pereyra, un circuito que revela las pistas que dejaron los masones en las casonas

Antes de colocar los casi 30 carteles que están frente a las casonas y otros puntos de interés -que son claves para que el turista reconozca los símbolos-, Gieco revisó los planos y las actas del pueblo para encontrar las marcas que suelen dejar los masones para que otros hermanos -que manejan el código- los reconozcan.

DESTACADA Zenon Pereyra_DJI_0722.jpg

En el plano original de Zenón Pereyra, cada manzana se planificó con 12 lotes -como las constelaciones- y la numeración de las calles comienza en la número tres, un número central en la masonería.

En el estudio de su hermosa casona, en cuya fachada se destaca una antorcha sumeria -simboliza la luz y la búsqueda del conocimiento- y una simétrica composición de un orbe, con dos columnas y 12 pequeños triángulos consecutivos -las constelaciones-, Gieco muestra el plano original del pueblo que fundó Zenón Pereyra, con otros cuatro masones, en 1890.

DESTACADA Zenon Pereyra_22 Casa Narciso Abiatte_MG_8873.jpg

En la puerta de la casa de Adriana Gieco hay una antorcha sumeria y más cerca del techo hay dos ojos simétricos, con dos columnas y una cadena de 12 triángulos debajo.

“El plano tiene 33 calles exactas, el grado más alto de la masonería, y cada manzana tiene 12 lotes. La numeración de las calles empieza con el 3 -no están el 1 y el 2- y hasta la orientación de un pueblo lleno de diagonales -como la ciudad de La Plata- está relacionada con el grado 33°”, precisa.

Zenón Pereyra plano original.jpg

Este es un fragmento del plano original de Zenón Pereyra.

Cuando observa su casa, uno de los masones le dice a Adriana que la fachada está “cargada con el tres”, que es un número importante para los masones por los tres pilares de su lema universal (libertad, igualdad y fraternidad) y los tres grados fundamentales: aprendiz, compañero y maestro.

Al revisar las actas de la década del 20’ y el 30’ en el pueblo, Gieco descubrió que en algunas firmas hay tres puntos, que no tienen con las normas gramaticales del castellano.

Germán Coronel, uno de los masones que acompañó a AIRE, revela un indicio más. Hay firmas que están llenas de “rulos”, la cadena que representa la unión entre los compañeros masones. Son pistas sutiles, invisibles para casi todos, pero que un masón ve con claridad.

Firmas masones -editada.jpg

Coronel integra una de las cuatro logias que hay en Santa Fe: se llama Armonía 99 y “levantó columnas” en 1889 (se fundó). Desde hace algunos años forma parte del recorrido la Noche de los Museos, que tiene una de sus paradas en el templo masónico que está frente a la Plaza San Martín y que pasa desapercibido para la mayoría de los santafesinos. Las otras logias son Estrella del Progreso 21, Nicasio Oroño 513 y la primera de mujeres en la ciudad: triángulo Juana Manso.

¿Quién fue Zenón Pereyra?

Zenón Pereyra (1842-1902) era un referente de la elite rosarina y uno de los masones más importantes de esa ciudad (alcanzó el grado 33° y presidió la logia Unión 17, cuya sede está en calle Laprida 1027).

Además fue concejal, presidente de la Sociedad Rural y el fundador de la delegación rosarina de la Cruz Roja, en un ejemplo de ese carácter filantrópico que llevó a masones como José Roque Pérez -fundó la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones- y Manuel Argerich a quedarse en Buenos Aires para enfrentar -y morir- en la epidemia de fiebre amarilla que arrasó la ciudad en 1871.

DESTACADA Zenon Pereyra_01 Estacion de Trenes__MG_8933.jpg

La estación de Zenón Pereyra ahora es un espacio cultural y la primera parada en el circuito de simbología masónica.

En relación con la fundación del pueblo, lo más probable es que Pereyra y sus socios (Nicolás González del Solar, Manuel Díaz, Desiderio Rosas Rodríguez y Marcos Paz) olfatearon un buen negocio. Se cree que sabían que por este lugar iba a pasar el ramal del ferrocarril Gálvez - Morteros, que dejó de funcionar un siglo más tarde (1990).

El circuito de los símbolos masones

Para interpretar la simbología masónica, Gieco buscó la ayuda de Jorge “Cacho” Cabrera Ibañez, con quien recorrió una por una las viejas casonas. Presidió la logia Armonía, como venerable maestro, en Santa Fe y pasó a “decorar el Oriente Eterno” -falleció- en octubre del 2019.

La estación número 2 -el galpón de Contardi-, fue uno de los primeros lugares que le mostró. Desde su construcción en 1891, es un galpón de cereales con pinta de templo o lugar de “tenida” (reunión) masónica. Los dos masones que están con AIRE reconocen algunos indicios y creen que la hipótesis de que haya sido un lugar de reunión es verosímil.

DESTACADA Zenon Pereyra_02 Galpon Contardi_MVI_8956.jpg

El galpón de Contardi, que incluso ahora se utiliza para acopiar cereales, tiene rasgos que lo asocian con la arquitectura masónica.

La estación número 3 es el almacén de ramos generales de Domingo Contardi, donde hoy funciona el Museo Bucci (otro lugar que vale la pena recorrer). Allí se observa la primera medalla masónica, un círculo o un sol con tres rayos que ilumina la casa de sabiduría y protección.

DESTACADA Zenon Pereyra_03 Almacen Contardi__MG_8968.jpg

En la estación 5 es interesante mirar el proyecto de la Sociedad Italiana que está en el cartel. Si se hubiera realizado la fachada que estaba en el proyecto -llena de triángulos y medallas-, el carácter masónico hubiera sido mucho más claro.

DESTACADA Zenon Pereyra_05 Sociedad Italiana__MG_9016.jpg

En el almacén de los Gagliardi (estación 7) se pueden ver los dos leones que custodian los secretos de la masonería, las columnas corintias y hasta un escudo de protección.

DESTACADA Zenon Pereyra_07 Almacen Gagliardi__MG_5799.jpg

La casa de Francisco Zurbriggen (estación 17), la fachada que concentra la mayoría de los símbolos. “Acá está todo, dijo Jorge Cabrera Ibañez cuando la vio”, recuerda Gieco.

En las rejas, las puntas son flamígeras, el ingreso es similar al del templo de Salomón y en un detalle se representa al constructor del templo bíblico: Hiram Abif. Hay muchos detalles más, pero hay uno que no deja lugar a dudas: la escuadra, el compás y el ojo que todo lo ve que se observan antes del techo.

Casa Francisco Zurbriggen.jpg

En la fachada de la casa de Juan Falco (estación 9), bellamente restaurada, se destaca la medalla masónica, el escudo protector y el ojo que todo lo ve en el "enrejado" de la puerta, entre otros símbolos.

Casa Juan Falco.jpg

Hay que detenerse un buen rato en la casa que construyó Adolfo Zurbriggen (estación 12), donde hoy funciona la escuela secundaria. Está muy cargada de símbolos masones como las medallas en los pilares de la rejas, las columnas del templo de Salomón y los tres escalones del pórtico (libertad, igualdad, fraternidad).

Casa Adolfo Zurbriggen.jpg

En la parte más alta hay un rectángulo que parece un mandil, el delantal que se utiliza en las tenidas masónicas, y está flanqueado por los dos copones que simbolizan lo amargo y lo dulce de la vida, un ritual importante para los masones y que en realidad se relaciona con las idas y vueltas, las subidas y las bajadas, que todo ser humano debe enfrentar.

DESTACADA Zenon Pereyra_12 Escuela 3002_MG_5860.jpg

La Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos y la Biblioteca Popular (estación 16) es otro punto relevante, sobre todo por la cornisa que representa la cadena fraternal que une a los masones.

DESTACADA Zenon Pereyra_16 Biblioteca__MG_5735.jpg

La iglesia y el cementerio del Zenón Pereyra

La iglesia de Zenón Pereyra es una de las más lindas de los pueblos de Santa Fe y tiene algunos detalles singulares. La torre, que suele estar en el frente, se construyó como a un costado y en la parte de atrás. “Es como si estuviera de espaldas”, precisa Gieco.

DESTACADA Zenon Pereyra_25 Iglesia de Santa JustinaDJI_0740.jpg

La nave central la encargó el propio Zenón Pereyra y no está claro si este es un ejemplo más de la tensión entre los masones y la iglesia -como las curiosas estatuas que rodean a la catedral de La Plata-, que en la Argentina debatieron fuerte por la educación laica en esos años, que se cristalizó en la ley 1.420.

Al cementerio, reconoce Gieco, todavía hay que estudiarlo bien. Hay tumbas que tienen más símbolos masones que católicos. A las medallas hay que sumar el reloj de arena con alas, que simboliza que la vida llegó a su fin y se vivió de forma productiva, y las hojas de acacia. “Es un planta que crece en medio del desierto y que es un símbolo de la inmortalidad, de lo que logra crecer donde no hay nada”, explica Coronel.

01Galeria Zenon Pereyra_CementerioDJI_0756.jpg

También hay trísqueles celtas, cruces con formas de flores y otros símbolos que nadie sabe qué significan. Quizás es un buen lugar para una tesis de un arquitecto o un especialista en historia del arte.

DESTACADA Zenon Pereyra_Cementerio_MG_9275.jpg

Al terminar un circuito que tiene mucho de hipótesis, secreto y misterio, queda la certeza de que se vive entre símbolos y la sensación de que cambia para siempre la forma en que se mira una vieja casona.

2021 Banner Inst 300x250.jpg

Nota de Redacción: el circuito de simbología masónica en Zenón Pereyra se puede hacer autoguiado y con la cartelería que hay en el pueblo. Pero se aprende más si se recorre con Adriana Gieco y los otros guías (Nicolás Salcedo, Silvana Risso y Alicia Toledo). Una vez por mes se realiza el recorrido con anfitriones y también se pueden reservar excursiones particulares con los guías.

Consultas al mail: adrigieco@gmail.com y al WhatsApp de Nicolás Salcedo: 3564 50-0820.