menu
search
Viral |

Reino Unido: una madre mató a hombre que abusó de 3 de sus hijos

Al enterarse del lamentable hecho, la mujer británica denunció al agresor ante las autoridades; sin embargo, el sujeto fue dejado en libertad y ella, indignada, lo asesinó.

Una mujer del Reino Unido mató con un arma blanca a su vecino tras enterarse de que violaba a tres de sus hijos. El caso ha conmocionado a la comunidad británica.

En 2014, Sarah Sand, de 38 años y madre de cinco niños, fue a la casa del agresor, Michael Pleasted, de 77 años, y lo apuñaló hasta causarle la muerte. La ciudadana fue condenada en 2015 a 7 años de cárcel. Hoy, en libertad, recuerda el caso y dice que las acciones de los pedófilos “deben tener consecuencias”.

Los hechos

El anciano fue arrestado tras la denuncia de Sarah, pero se le concedió la libertad al pagar una fianza y regresó a su casa.

image.png
Reino Unido: una madre mató a hombre que abusó de 3 de sus hijos

Reino Unido: una madre mató a hombre que abusó de 3 de sus hijos

El día de la muerte del violador, Sarah Sands tomó dos botellas de vino y fue a la casa de Pleasted, en un bloque de pisos vecino en el este de Londres. Pleasted había abusado de tres de sus hijos y de otros chicos de la urbanización, además de que ya había sido condenado por tres décadas de delitos de abuso de menores. En ese momento, el violador estaba en libertad condicional y con una identidad falsa para ocultar su pasado.

Los valientes hijos de Sarah cumplieron 18 años y renunciaron a su derecho al anonimato para apoyar a su madre, que salió de la cárcel y ahora hace campaña para que se endurezcan las normas que permiten a los delincuentes sexuales cambiar sus nombres.

“Para los pedófilos, si tocas a los niños, tiene que haber consecuencias. Y esconderse detrás de los cambios de nombre, hay que quitárselo. Hay que quitarles el derecho a cambiar de nombre”, dijo a la BBC.

Cuando se enteró de lo que hizo su madre, Bradley admitió que en un principio pensó: “Me quito el sombrero”. Sus hermanos gemelos dijeron que se sintieron “más seguros” después de su muerte.

Sands fue condenada por homicidio involuntario, pero la absolvieron de asesinato porque se consideró que había perdido el control. Fue encarcelada durantemás de 7 años y luego diría: “Hice lo que cualquier madre haría”.