jueves 14 de noviembre de 2019

Policiales |

Uno de los sospechados de asesinar a Daniel Machado en Adelina recuperó la libertad

Se trata de Michael S. El joven había negado su participación en el crimen de Machado. La cámara de apelaciones revocó la prisión preventiva pero le prohibió ingresar al barrio.

 

Redacción Aire Digital

Michael S., coimputado en el homicidio de Daniel Machado, recuperó la libertad tras una resolución de la jueza de la Cámara de Apelaciones, Marta Feijoo. Michael S. se encontraba en prisión preventiva desde el 17 de julio por pedido de la fiscal de homicidios Ana Laura Gioria.

La medida fue apelada por la defensora pública Andrea Alberto, quien cuestionó el fallo de la jueza Sandra Valenti. El fiscal Jorge Nessier solicitó que se mantenga la prisión preventiva.

Feijoo entendió que hay dudas sobre la participación de Michael S. en el homicidio de Machado, y revocó el fallo de primera instancia. De todos modos, le prohibió al imputado volver a Adelina y entrar en contacto tanto con el coimputado como con los habitantes con los que tiene problemas.

Leer más ► Seguirán detenidos los acusados de asesinar a Daniel Machado en Adelina

 

Asesinado en la puerta de su casa

Daniel Machado recibió un disparo en la vereda de su casa, en el barrio Villa Adelina de Sauce Viejo, el 8 de julio de este año. Por el crimen fue detenido en un primer momento Luis B., e imputado por el hecho.

Michael S. se mantuvo algunos días evadido hasta que se presentó ante la justicia. Desde un primer momento en la audiencia imputativa, y luego también en la audiencia de la cámara de apelaciones, el joven negó tener participación en el crimen. Manifestó que estuvo trabajando hasta tarde como albañil, en una vivienda cercana al lugar del homicidio.

Leer más ► Crimen en Adelina: “No quiero pagar por lo que no hice”, dijo el otro imputado

En su resolución, la jueza Sandra Valenti entendió que la declaración del imputado y los dos testigos aportados –la dueña de casa donde estaba trabajando y su hijo- no eran suficientes para excluirlo del lugar del crimen, e impuso la prisión preventiva. La magistrada hizo especial énfasis en la necesidad de garantizar la paz en un barrio que es “un verdadero caos, son grupos que están en ataque permanente y aquí han llegado al extremo de atentar contra la vida de una persona”.

 María Rosa, la mamá de Daniel Machado
Participación en duda

Sin embargo, la jueza de la cámara de apelaciones, Marta Feijoo realizó un análisis diferente de la evidencia presentada. Para la camarista las evidencias de la fiscalía “no resultan suficientes para acreditar, con la “probabilidad” requerida para el dictado de la grave cautelar, la intervención relevante en términos típicos de Michael S. respecto del hecho”.

Los cuatro testigos de la acusación “resultan disímiles en aspectos relevantes que fueron destacados por la señora defensora pública tanto en la audiencia de prisión preventiva como en la celebrada ante este Tribunal” advirtió Feijoo.

La jueza remarcó las contradicciones entre los testimonios: el color de la motocicleta en la que transitaban los agresores, si hubo persecución a la víctima Machado, si éste logró entrar a su casa y volvió a salir…

Si bien los cuatro testigos ubicaron a Michael S. en el lugar de los hechos, uno de ellos “resulta cuanto menos dudoso y merecerá de mayor atención por parte de los investigadores” advirtió Feijoo.-

Pero más allá de las diferentes versiones, la camarista hizo hincapié en el informe preliminar de autopsia, “corresponde sea ponderado conjuntamente con el resto de los elementos que la fiscal presentó como evidencia”.

El informe preliminar precisa que la distancia del disparo “podría ser del tipo “con arma próxima al cuerpo”; y además “alrededor de la herida se observa una zona negruzca probablemente originada por la salida de elementos de la boca del cañón del arma.” Es decir, Machado fue baleado a quemarropas: “cuando se señala que la distancia del disparo podría ser “con el arma próxima al cuerpo” se está indicando que lo fue a escasos centímetros y sin duda racional alguna se está excluyendo la posibilidad de que el disparo se haya realizado a “30 metros” como lo refieren los testigos  señalados” analizó la camarista.

Leer más ► “Mis hijos no merecían morir”, dijo la madre de Daniel Machado en Sauce Viejo

 

Sin riesgos para la investigación

Además de poner en duda la participación de Michael S. en el homicidio de Daniel Machado, la jueza entendió también que no se acreditaron la existencia de riesgos para la investigación que requieran la privación de libertad de Michael S. “La señora fiscal no acreditó en la audiencia de prisión preventiva circunstancias objetivas y concretas que demuestren el riesgo de fuga y/o entorpecimiento probatorio” valoró Feijóo.

“Si bien la seriedad del delito y la eventual severidad de la pena son factores a tener en cuenta para evaluar la posibilidad de que el imputado evada la acción de la justicia, ello solo no basta” insistió.

En este caso, en el cual ya fue puesta en crisis la participación del imputado en el homicidio atribuido, “una eventual intención de fuga resulta injustificada”.

“Si bien Michael S. se ausentó del lugar el día del hecho regresó a su casa a los pocos días. Ya sea que se presentó voluntariamente como lo dice su defensora o que la madre haya anoticiado a la policía que estaba en la casa y ésta lo buscó, como lo señala el señor fiscal, lo cierto es que el imputado no intentó eludir la acción de la justicia” valoró la camarista. Además  remarcó que el imputado vive con su madre, tiene arraigo familiar y realiza trabajos en albañilería.

 

Expatriado del barrio

Por último, Feijoo retomó las palabras de Valenti sobre la situación de “caos” y “temor” que viven los vecinos del barrio Adelina de Sauce Viejo. En este sentido, “el probable temor al que alude la señora jueza, también lo tiene la madre del imputado”.

Para la camarista, esa situación de conflicto “no basta para fundar el riesgo de entorpecimiento probatorio”, y enumeró las alternativas que permiten resguardar el proceso. Para esto, dispuso que Michel S. se vaya a vivir a un domicilio fuera de los límites del barrio, y que no vuelva.

Además tiene prohibido acercarse o contactar, por cualquier medio a los testigos del caso, y debe presentarse quincenalmente ante el Ministerio Público de la Acusación.

 

 

Dejá tu comentario