viernes 6 de diciembre de 2019

Policiales |

Una misionera detenida en la Ruta 168 irá a juicio por mover “narcoencomiendas” a Santa Fe

El cargamento tenía como destino la capital provincial y era procedente de Misiones. Meses antes, dos hombres también fueron a juicio por bajar desde la misma provincia diez kilos marihuana a bordo de un colectivo de linea.

 

Redacción Aire Digital

 

La llegada de “narcoencomiendas” a la ciudad de Santa Fe no deja de alertar a la Justicia federal de Santa Fe. En agosto de este año, el fiscal federal N° 1 de Santa Fe, Gustavo Onel, elevó a juicio al Tribunal Oral Federal la causa que investigó el hallazgo de diez kilos de marihuana que iban dentro de una encomienda a bordo de un colectivo procedente de Misiones y la cual tiene a dos imputados por el transporte de drogas. Dos meses después, el mismo representante del Ministerio Público Fiscal volvió a realizar el mismo acto procesal con otra causa de similares características. Sin embargo esta vez, la imputada es una mujer oriunda de Posadas y la cual deberá afrontar el juicio próximamente.

Se trata de Antonella Norma Ocampo, quien fue detenida el pasado 10 de agosto por personal de la Sección Seguridad Vial Colastiné cuando iba a bordo de un colectivo de larga distancia “Crucero del Norte”. Sobre la misma recaen todas las sospechas de haber sido quien intentó trasladar desde la provincia del norte del país hacia la ciudad de Santa Fe un total de nueve kilos de marihuana, distribuidos en tres encomiendas, que se encontraban depositadas en la bodega del micro.

Leer másA juicio por bajar a Santa Fe diez kilos de marihuana desde Misiones a través de una encomienda

 

 

Tras su detención, Ocampo fue procesada por el juez federal N° 1, Reinaldo Rodríguez, por el delito de “transporte de estupefacientes” y además quedó con prisión preventiva pero de manera domiciliaria hasta que el caso llegue a la instancia de juicio. La mujer de 27 años quedó vinculada al cargamento de 9 kilos debido a que tuvo una actitud por de más de sospechosa ya que cuando el personal de Gendarmería subió al micro notó que Ocampo se cambió de butaca. Además, las tres cajas en donde iba el cargamento tenían su nombre y apellido ya que aparecía como destinataria.

 

 

 

Y como si fuera poco, cuando el juez autorizó un allanamiento en su casa del barrio A4 de la ciudad de Posadas, días después del hecho, “una balanza portátil color roja sin marca” y un total de 17 teléfonos celulares que claramente resultó por de más de inusual.

El fiscal a su vez valoró por otro lado que al momento de ser detenida Ocampo solo llevara consigo, como única pertenencia monetaria, la exigua suma de cinco pesos, “extremo que permite abonar la hipótesis de que percibiría algún beneficio por la entrega de la sustancia en esta ciudad, ya que no resulta atendible suponer que podría afrontar los gastos de alimentación que le insumiría permanecer en nuestra localidad”, destacó el escrito.

Por último, el requerimiento de elevación a juicio hizo hincapié en que Ocampo, junto con Cesar Luis Pedrozo -también con pedido de captura por la causa- tuvieron numerosas entradas y salidas a Paraguay. Una de ellas justamente se efectuó el mismo día y en el mismo horario: el 20 de marzo de este año. “Revela un conocimiento previo entre ambos, situación ésta que coloca a la aquí a Ocampo en un claro plano de coautoría del hecho imputado”, indicó el fiscal.

Dejá tu comentario