sábado 7 de diciembre de 2019
MUNDO |

Un colegio sin maestros: cómo enseña programación e informática la escuela "42"

Los métodos de aprendizaje necesitan estar a la par de la tecnología. Esta escuela puede ser un ejemplo de que las dinámicas que conocemos quizá ya son obsoletas

La escuela de programación y cómputo “42” tiene un cambio radical en la manera de enseñanza: no hay maestros ni clases. Sí, como lo leíste.

La “42” y la educación entre pares

El instituto “42” es una escuela gratuita de capacitación en programación informática fundada por el empresario tecnológico Xavier Niel, quien estableció el primero de los campus en París en 2013.

La filosofía de esta institución se basa en el aprendizaje entre pares, es decir, una educación conjunta entre los alumnos enfocada en la práctica, por lo que no hay clases tradicionales con profesores de asignaturas especializadas.

Su sitio web señala que este modelo educativo se asemeja al funcionamiento de una empresa: se busca alcanzar objetivos a través de la inteligencia colectiva, pues unos aprenden de otros y viceversa.

La escuela cuenta con 21 campus alrededor del mundo, ubicados en Francia, España, Holanda, Finlandia, Brasil, Bélgica, Rusia, Indonesia, Armenia, Japón, Colombia, Marruecos, Canadá, Estados Unidos e Italia y es relativamente fácil inscribirte en ellos.

“42” solo pide tener 18 años o más y no exige que tengas un grado mínimo de estudios. Luego se realiza una prueba en línea que canaliza a sus aspirantes en “piscinas”.

¿Piscinas?

El instituto “42” divide sus periodos de reclutamiento y selección en un concepto llamado “piscina”, que se hace durante un mes. Le llaman de esa manera, porque se trata de “aprender a nadar juntos. De sumergirse en la programación y aprenderla en conjunto”.

En ese periodo se deben desarrollar fundamentos básicos de programación e informática y quienes resulten mejor calificados tras el mes de prueba, serán seleccionados para formar parte de la escuela permanentemente.

La institución remarca que bajo este modelo educativo, los estudiantes aprender cada uno a su propio ritmo sin provocar que los más avanzados se estanquen, como podría suceder en una clase tradicional, donde un solo alumno ralentiza el avance de conocimientos de todo el grupo.

Logrando objetivos como en videojuegos

La escuela motiva a que sus estudiantes alcancen sus metas académicas a través de la “Gamificación”. Es decir, que su proceso de aprendizaje se realice con base en la obtención de logros, como si se tratara de un videojuego.

Sugieren que los alumnos organicen sus objetivos y poco a poco, vayan desbloqueando caminos. A medida que progresan, conseguirán puntos de experiencia, avanzando en los niveles de su plan de estudios mientras adquieren habilidades profesionales.

Los procesos de evaluación de proyectos se hacen en grupos de entre 3 y 5 personas y se calificará todo con base en la metodología utilizada sobre determinado objetivo.

Niel y el número 42

Xavier Niel es un reconocido multimillonario de la tecnología y comunicaciones que ha impulsado proyectos filantrópicos y académicos.

Además del proyecto “42”, Niel es el principal aportador financiero de Station F, una incubadora ubicada también en Francia para proyectos tecnológicoso. Algunas de estas iniciativas están vinculadas a Facebook y Microsoft.

Xavier Niel escogió nombrar “42” a su escuela de programación gracias al libro Guía del Autoestopista Galáctico. En esta obra, un supercomputadora definida como “la más poderosa del universo” responde al protagonista que la respuesta definitiva al sentido de la vida es ‘42’.

El autor del libro, Douglas Adam, en algún momento detalló que el número no tiene ningún significado en especial más que ser una broma.

Según vix, con la escuela “42” posiblemente se abrirá paso a nuevos sistemas educativos basados en la prática.