viernes 15 de noviembre de 2019

Transporte interurbano: por ahora, hay acuerdo entre choferes y empresarios

Bajo la tutela del gobierno provincial, las partes del conflicto llegaron a un entendimiento.

Después del paro de transporte interurbano concretado por trabajadores de algunas empresas, este miércoles se desarrolló un encuentro en la secretaría de Trabajo en el que el gobierno provincial medió entre las partes del conflicto.

En la audiencia, los empresarios representados en ATAP (Asociación del Transporte Automotor de Pasajeros), argumentaron que el incumplimiento del pago acordado en paritarias nacionales tuvo su génesis en la falta de los fondos que también estuvo acordado en Buenos Aires. Así, algunas empresas como Paraná Medio, Monte Vera, Laguna Paiva, entre otras, debieron recurrir a sus propios fondos para abonar los primeros $2500 prometidos a los trabajadores. A su vez, ésto “generó un desequilibrio para algunas firmas, teniendo en cuenta que el próximo 5 de abril tienen que hacer frente a los aumentos salariales”, expresó Leandro Solito, de ATAP.

Cabe recordar que el servicio de transporte de corta y media distancia se paralizó desde el lunes al mediodía y hasta altas horas de la tarde. Es que el viernes 29 de marzo, los trabajadores debían contar con el depósito de $2500 no remunerativos, tal como se acordó en paritarias. Sin embargo, ese monto no apareció y los choferes decidieron tomar medidas de fuerza. Osvaldo Agrafobo, secretario general de UTA, explicó en Aire de Santa Fe: “las empresas aducen que no tienen el dinero suficiente para hacer frente a lo que antes era subsidiado por el gobierno nacional“. El gremialista se mostró comprensivo de la situación económica del país y la crisis a la que deben enfrentar incluso las grandes empresas, pero pidió a los funcionarios que “los trabajadores no sean la variable de ajuste”.

En el acuerdo firmado el 21 de marzo último, las empresas de transporte interurbano se comprometían a cerrar la paritaria de 2018 con dos sumas no remunerativas de $2500, una de ellas a depositarse el 29 de marzo y la segunda, el 25 de abril. Finalmente luego de la protesta de comienzos de semana, los choferes cobraron la suma atrasada y aguardan sin medidas de fuerza, que el segundo pago se haga efectivo.

“Vamos a tratar de cumplir en tiempo y forma”, concluyó Solito. Por lo que la relación entre trabajadores y empresarios continuará algo tensa, al menos hasta el 25 de abril.

Dejá tu comentario