viernes 5 de junio de 2020
Tecno |

Se cumplen 40 años del debut del Pac-Man, el juego que cambió la historia

El juego tiene decenas de versiones y más de una veintena de títulos propios de la franquicia. Además tiene 255 niveles superables y un nivel 256 infinito.

Es parte de la cultura popular y varias generacioes se han divertido mientras escapaban de sus fantasmas. Eso luego de 40 años desde que apaerció Pac-Man, uno de los personaje de videojuegos más reconocibles del mundo, ante un público que cayó rendido ante su sencillez y transformó a una afición hasta entonces mucho más masculinizada.

Aunque el lanzamiento oficial del juego en salas arcade de Japón fue en julio de 1980, sus creadores consideran que el 22 de mayo es el nacimiento de Pac-Man porque fue cuando se instaló la primera máquina en un test de ubicación en el popular barrio tokiota de Shibuya, dejándose ver ante el público general.

El aclamado juego se presentó ante los japoneses como Puck-Man, el nombre original del título, que terminó adaptando su grafía a la pronunciación (Pac) para evitar que el público estadounidense sustituyera la "p" por una "f" y el juego terminara soezmente desvirtuado.

image.png
Tōru Iwatani, creador de Pac-Man.

Tōru Iwatani, creador de Pac-Man.

Pero el creador de Pac-Man, un joven diseñador de juegos llamado Toru Iwatani, quería probar algo completamente diferente.

“Cuando comencé a redactar este proyecto, a fines de la década de 1970, las salas de juego estaban llenas de videojuegos violentos sobre matar alienígenas”, dijo Iwatani, quien trabajaba para la firma japonesa de juegos Namco en este momento. “Eran lugares sombríos donde solo los niños iban a pasar el rato. Lo que quería hacer era convertir las salas de juego en lugares más animados para que las mujeres y las parejas pudieran disfrutar y visitar, así que pensé que era mejor diseñar un juego pensado en las mujeres”.

Iwatani tenía poca experiencia. Tenía solo 25 años y prefería trabajar en máquinas de pinball, no en videojuegos. Su primer título, “Gee Bee”, de 1978, fue esencialmente una versión digital del pinball y no fue particularmente exitoso. Hubo pocos indicios de que su próximo proyecto cambiaría la historia de los videojuegos para siempre.

Y, sin embargo, cuando la primera máquina de Pac-Man se puso en una galería, en el bullicioso distrito de Shibuya, de Tokio, el 22 de mayo de 1980, eso fue exactamente lo que pasó.

image.png

Una pizza para comerse el mundo

Puck/Pac, pronunciado "paku" en japonés (la onomatopeya usada en ese idioma para describir la acción de "dar un bocado"), se centró en el simple y universal concepto de comer, con la idea de atraer a un público entonces muy alejado de las recreativas: las mujeres.

"Intentaba dar con algo para atraer a las mujeres y a las parejas. Cuando imaginé lo que las mujeres disfrutan, me vino a la mente su imagen comiendo pasteles y postres, así que usé 'comer' como palabra clave", explicó el padre de Pac-Man, Toru Iwatani, en una entrevista con el periodista británico Tristan Donovan para su libro "Replay: The History of Video Games" (2010).

Pac-Man Original (Arcade 1980)

Mientras investigaba en torno al concepto culinario durante el desarrollo del juego, que llevó poco más de un año, Iwatani tuvo una epifanía comiendo pizza y vislumbró al que terminaría siendo Pac-Man en la forma a medio comer de este plato italiano.

La simplicidad

El atractivo de Pac-Man radica, quizás, en su simplicidad. Inusualmente, el juego no requiere que los jugadores presionen varios botones a la vez (excepto para comenzar una partida de un jugador o de dos jugadores), y el sistema de control utiliza un solo joystick, sin embargo, eso no significa que Pac-Man sea un juego fácil: de hecho, es endiabladamente difícil de una manera que solo los videojuegos clásicos diseñados para engullir pueden ser.

Es por eso que le tomó casi 20 años a alguien completar un juego perfecto de Pac-Man, terminando sin vidas perdidas y el número máximo de puntos de cada nivel.

image.png
Pac-Man en el Arcade.

Pac-Man en el Arcade.

“Tomó entre cinco y seis horas”, dijo Billy Mitchell, quien fue la primera persona en lograr un juego perfecto en 1999, y sigue siendo uno de los pocos en el mundo en lograrlo. “La parte más difícil es sentarse y permanecer continuamente enfocado, sin permitir distracciones. Tienes un sistema para jugar. Si te desconectas de tu sistema incluso por un segundo, se crea un caos total en el tablero”.

Mitchell está de acuerdo en que la simplicidad es la base del éxito duradero del juego. “No importa la edad que tengas o la última vez que jugaste, todo el mundo entiende lo que es Pac-Man. Además, si estás mirando por detrás de alguien, puedes entender el drama que se está desarrollando”.

El juego perfecto de Mitchell lo vio alcanzar el nivel 256 y anotar 3.333.360 puntos. En ese momento, el juego se queda sin memoria y ya no puede sacar un tablero completo, por lo que la mitad de la pantalla estaba distorsionada, lo que hacía imposible avanzar más. Dudando de que alguien llegara tan lejos, Iwatani y su equipo nunca programaron un final de celebración.

If Pac-Man had a CRAZY mode

El legado

Pac-Man generó innumerables secuelas, la más popular de las cuales fue Ms. Pac-Man. También allanó el camino para títulos basados en la narrativa como “Donkey Kong”, ofreciendo a los juegos una salida del tipo videojuegos de disparos.

Todavía es tremendamente adictivo: cuando Google reemplazó su logotipo con una versión jugable de Pac Man en 2010, le costó al mundo casi 5 millones de horas-hombre y US$ 120 millones en pérdida de productividad, según concluyó un estudio.

Iwatani trabajó por última vez en un título de Pac-Man en 2007, y ahora enseña diseño de juegos en la Universidad Politécnica de Tokio. No está demasiado impresionado con los juegos modernos, y dice que al adaptarse a los teléfonos inteligentes y otras pantallas pequeñas, las ideas detrás de ellos también se han vuelto pequeñas.

image.png
Tōru Iwatani

Tōru Iwatani

“Cuando se lanzó Pac-Man, los videojuegos todavía eran algo nuevo e inusual para todos menos para los fanáticos de los juegos. Para muchas personas, creo que terminó siendo su primera experiencia con un videojuego”, dijo, hablando del legado del juego. “Y ahora, 40 años después, todavía lo disfrutan no solo las mujeres, sino también los hombres y mujeres, jóvenes y viejos por igual, en todo el mundo. Si lo comparáramos con la música, podría ser algo así como una canción popular que todos conocen y han escuchado antes”.