sábado 16 de enero de 2021
Tecno y Gaming | Telegram | Apple | Android

El fundador de Telegram advierte sobre el peligro de Apple y aconseja pasarse a Android

El desarrollador ruso criticó a la empresa por decidir por los usuarios qué aplicaciones pueden utilizar y cuáles no.

El fundador de Telegram, Pável Dúrov, ha aconsejado a los usuarios pasar de iPhone a Android, advirtiendo que Apple puede restringir su libertad e impedir el uso de ciertas aplicaciones, mientras que en Android siempre existe la posibilidad de instalar cualquier aplicación en forma de un archivo APK sin depender de si está en Google Play Store o no.

"Por eso he estado instando a los usuarios a pasarse de iOS a Android; es lo menos que pueden hacer para mantener el acceso a un flujo libre de información", escribió el desarrollador ruso en su blog en Telegram, reaccionando de esta manera a la reciente eliminación de la red social Parler, popular entre los partidarios de Donald Trump, de App Store y Google Play bajo el pretexto de querer evitar la difusión de mensajes que inciten a la violencia.

Video Gentileza Rt

Pável Dúrov: el enigmático creador de Telegram

"Sí, el duopolio Apple-Google plantea un problema mucho más grande para las libertades que Twitter. Apple es el más peligroso de los dos porque puede restringir completamente qué aplicaciones usas", sostuvo Dúrov.

En cuanto a iOS, el creador de Telegram también adelantó que están trabajando en una aplicación web con muchas funciones "que operará en Safari casi tan bien como la aplicación nativa". "Sigue sin ser lo mismo, pero funcionaría en casos extremos", agregó Dúrov.

Apple suspendió a Parler de su tienda de aplicaciones tras el asalto al Capitolio de Washington D. C., protagonizado por partidarios del presidente saliente, por no mantener "su compromiso de moderar o eliminar el contenido dañino o peligroso que fomenta la violencia y la actividad ilegal".

La aplicación ha crecido rápido en los últimos meses en EE.UU. y atrajo a millones de partidarios de Trump mientras Facebook y Twitter tomaban cada vez más medidas, asociadas no solo con la lucha contra la desinformación e incitación a la violencia, sino también con la censura. La eliminación de Parler de App Store y Play Store, así como el bloqueo de las cuentas personales de Donald Trump en las redes sociales, reavivó el debate sobre la libertad de expresión.