Salvó de la pena de muerte a un hombre que estuvo preso 26 años injustamente

Vicente Benavides estaba condenado a la pena de muerte acusado de violar y asesinar una niña pero una abogada probó su inocencia.


Vicente Benavides, es un granjero mexicano que en 1993 fue condenado a pena de muerte. La justicia lo acusó de violar y asesinar a una nena de 21 meses. En poco más de 30 días lo declararon culpable pero a la abogada Cristina Bordé le llevó 19 años probar que era inocente y como consecuencia, salvarle la vida.

El día de la tragedia, Benavides había quedado a cargo del cuidado de la hija de menos de dos años de su pareja, que se encontraba trabajando. De pronto la menor desaparece y cuando Benavides la encuentra en medio de los pasillos del edificio que habitaban, la niña estaba herida. Fue internada de urgencia y a los pocos días falleció de un paro cardíaco.

Los informes médicos indicaron que la víctima tenía heridas en el área genital y golpes en la cabeza y el abdomen. Así fue como Benavides fue acusado de violación y asesinato, aunque él aseguró que no tenía nada que ver con el hecho.

Leer más►La pediatra argentina que ganó una medalla de oro en Suiza por su novedoso invento

Su abogada, Cristina Bordé (recién egresada) comenzó a trabajar en una entidad estatal que atendía a personas condenadas a morir. El primer caso que le tocó resolver, fue el de Benavides.

Junto a su equipo de trabajo comenzó a revisar la evidencia y el expediente del juicio. “No tenía ningún historial de violencia ni abusos sexuales. Cuando empezamos a mirar la evidencia médica nos quedó muy claro que se había cometido una gran injusticia”, explicó la abogada.

Bordé halló un indicio clave: el primer centro médico que revisó a la niña no halló heridas o marcas en el área vaginal, a diferencia de lo que ocurrió en el segundo centro asistencial que la atendió.

Leer más►Le robaron los botines a su amigo y usó sus ahorros para comprarle otros

 

“En el primer hospital le intentaron poner un catéter para tomarle la temperatura. Los expertos médicos a los que acudimos nos señalaron que las heridas encontradas en el área genital fueron producto de eso”, explicó Bordé.

“Todos a los que les consultamos nos dijeron que la causa de muerte brindada por el patólogo que intervino en el juicio es anatómicamente imposible. Dijo cosas completamente falsas”, indicó la abogada.

Sobre estos y otros argumentos, Bordé presentó en 2007 un documento de casi 400 páginas con el fin de probar la inocencia de Benavides, según informa Mendoza Online. Así fue como una juez de la Corte Suprema de California decidió exonerarlo, y el hombre que pasó 26 años preso de manera injusta, fue liberado.

El dato no es menor, desde 1967 hasta la actualidad se produjeron 122 exoneraciones a personas condenadas a pena de muerte en Estados Unidos, según el Registro Nacional de Exonerados.

NOTICIAS DESTACADAS