Faustina y Mario se conocieron tras 50 años separados

Son hermanos pero fueron separados tras una tragedia familiar.


La Secretaría de DDHH lleva trabajando el derecho a la identidad biológica y de origen hace mucho tiempo. En el año 2017 se sanciona la ley  13.725 que le da un marco normativo a su trabajo. En base a eso se empieza una investigación, tanto con organismos nacionales, como provinciales y municipales. Se intenta encontrar la mayor cantidad de datos de las familias biológicas.

La historia

En este caso en particular, en el 2017 se comunicó con la Secretaría de DDHH Faustina Fernández, solicitando ayuda para poder reencontrarse con sus hermanos. Ella relató que vivía en una localidad de Santa Fe y que su padre había asesinado a su madre. Luego de ese hecho de violencia,  ellos fueron dados en adopción a diferentes familias (no recordaba el nombre de todos sus hermanos) pero con los nombres que aportó, se logró localizar a Mario Fernández, su hermano.

Hoy gracias al acompañamiento de la Secretaría de DDHH y luego de más de 50 años se reencontraron Faustina y Mario.

 

Hace unos dos meses comenzaron a hablarse. 

El reencuentro fue pura emoción. “Siempre soñé con encontrar a mis hermanos”, dijo Faustina cuando vio por primera vez a su hermano. Afirmó que lo buscó por todos lados y siempre quiso encontrarlo. “No tenía fotos de ninguno de mis hermanos pero con la poca información que tenía lo busqué”.

Los hermanos fueron separados cuando eran chicos. La vida los separó pero hoy los volvió a encontrar y los unirá por el resto de su vida.

Ahora resta encontrar a los otros 12 hermanos.

 

NOTICIAS DESTACADAS