menu
search
Sociedad Rosario | Violencia |

El movimiento lesbotransfeminista de Rosario se moviliza contra la violencia

Ante la escalada de asesinatos vinculados a la narcocriminalidad, que ahora tienen como víctimas a mujeres y niños, se realizó una asamblea el lunes pasado, que continuará el próximo, para definir acciones públicas y reclamar políticas integrales.

Zoe Romero tenía 15 años. La acribillaron en el almacén que atendía, en barrio Hipotecario. Al momento de escribir esta nota, era la última víctima de la violencia letal en Rosario. Una definición muy provisoria. Graciela, Cristina, Brisa, Claudia, Marianela, Estefanía. Los nombres, las historias de vida, no tienen lugar en la enumeración que crece día a día. Hasta el 2 de agosto, el Observatorio de Mumalá contabilizó 43 femicidios en la provincia, de los cuales 31 se dieron en Rosario, en contextos de violencia urbana por criminalidad organizada. La Asamblea Lesbotransfeminista de la ciudad se reunirá por segunda vez el lunes próximo por el avance de este fenómeno, que golpea especialmente a las mujeres de los barrios populares, y definir acciones públicas.

La preocupación por la nueva escalada de violencia, que registró más de 170 asesinatos en lo que va del año motivó una asamblea lesbotransfeminista el lunes pasado, donde se expuso la urgencia de actuar. “Estamos totalmente atravesadas por la situación social del narcotráfico”, expresó Liliana Leyes, secretaria de Género de ATE Rosario. “Frente a un estado paraestatal, no lo vamos a cambiar el movimiento de mujeres y disidencias, pero sí tenemos que trabajar en el territorio, no sólo con las acciones clásicas, sino con un debate mucho más profundo”, expresó la dirigente.

lucas vega 1.jpg
En lo que va del año, 19 niños murieron en Rosario como víctimas de la violencia urbana.

En lo que va del año, 19 niños murieron en Rosario como víctimas de la violencia urbana.

También los números del Equipo de Género de la concejala rosarina Norma López registran desde 2017 un constante incremento del número de mujeres víctimas de estos crímenes, que antes sólo se ejecutaban entre varones. El homicidio de Lucas Vegas, de 13 años, jugador de las inferiores de Rosario Central, puso el foco en otra dimensión: hubo 19 niños asesinados por violencia urbana.

Las disputas territoriales y la narcocriminalidad son expresiones de violencia patriarcal, no hace falta que las víctimas sean mujeres para definirlas así. “Mujeres y hombres deben oponerse al uso de la violencia como forma de control social en todas sus manifestaciones: la guerra, la violencia de los hombres contra las mujeres, la violencia de las personas adultas contra la infancia, la violencia adolescente, la violencia racial, etc. Los esfuerzos feministas para terminar con la violencia de los hombres contra las mujeres deben ampliarse a un movimiento que busque acabar con todas las formas de violencia”, expresó bell hooks en su libro “El feminismo es para todo el mundo”.

Así lo entendieron también las 90 organizaciones que integran la Articulación Lesbotransfeminista de Rosario. Y quedó en evidencia en la masividad de la Asamblea, que definió reunirse periódicamente. “Se perdió la alegría, en el barrio la gente no sale a ningún lado”, contó Leyes.

Atrapadas en la línea de fuego

Desde Mumalá, la referente nacional Gabriela Sosa puntualizó: “Vemos una gran cantidad de víctimas mujeres, que no son solo víctimas del odio de género y la violencia extrema, sino que nos encontramos con una cantidad enorme relacionada con las dinámicas delictivas, de manera directa porque son parte de un entramado, o de manera indirecta, porque quedan atrapadas en la línea de fuego de esas situaciones”.

Irma López, militante feminista que integra la comisión directiva del sindicato de Obras Sanitarias planteó las dificultades que supone esta realidad. “Antes era el patriarcado, la violencia institucional, la violencia doméstica y ahora es también esta violencia, que necesita una atención diferente porque hay compañeras que plantearon que no hay redes para acompañar a mujeres que están atrapadas por familias de narcotraficantes, porque alguna vez salieron por alguno, o porque son parientes, por ejemplo”, contó lo hablado en la Asamblea, que decidió tomar las riendas.

“Se puso sobre la mesa que no es cuestión de decir vamos contra el narcotráfico, y vamos a inmolarnos, porque si no lo hace el Estado, quienes deben hacerlo, tampoco podemos enfocarlo por ahí. Pero sí acompañar a las personas, visibilizar la emergencia que tenemos por la inseguridad que crea el narcotráfico y la violencia y también proponer acciones y llevarlas donde tienen que darnos las respuestas. Si hay que hacer marchas que se hagan, pero también tener propuestas”, apuntó.

Homicidio 18 de abril - Rosario Barrio Las Flores .jpeg
No existen antecedentes de semejante nivel de violencia y muerte en la ciudad de Rosario.

No existen antecedentes de semejante nivel de violencia y muerte en la ciudad de Rosario.

El reclamo feminista es que existan políticas integrales. “No creemos que se deba abordar desde un solo ministerio”, planteó Sosa, para señalar: “No hay buenas ni malas víctimas, todas estamos atrapadas en esta situación de violencia y todas merecemos la atención del Estado”. Se distanció de las miradas punitivistas que centran su reclamo en mayor presencia policial.

Lo mismo plantea Majo Poncino, referente nacional del Movimiento Evita y una histórica integrante de la Articulación. “No queremos que en Santa Fe se feminice la muerte. Desde hace muchos años los movimientos transfeministas logramos visibilizar las diferentes formas de violencias de género más íntimas y entendemos que es responsabilidad de los Estados garantizar el respeto por la vida de las mujeres, de las trans, de las travestis y sus derechos humanos y sobre todo de generar respuestas integrales para combatir las violencias”, dijo la militante, quien adelantó que en la asamblea del lunes próximo se avanzará en “acciones para visibilizar la problemática de la violencia por motivos de género en la ciudad y para exigirle al estado que pueda dar cuenta de las intervenciones y políticas que viene llevando a cabo en torno a las violencias”.

Dejá tu comentario