Brutal ataque homofóbico contra un periodista en Buenos Aires

Imanol Subiela Salvo sufrió una violenta agresión por parte de un hombre en Buenos Aires. Quisieron robarle y quien lo atacó le gritó “a los putos hay que matarlos a todos”.


 

Redacción Aire Digital

Imanol Subiela Salvo es un periodista oriundo de Trelew que hace siete años vive en Buenos Aires y actualmente colabora con medios como Chequeado, Vice y PlayGround. Conocido por su ardua defensa por los derechos de la diversidad, tuvo que enfrentar un ataque de odio en primera persona.

El domingo a la madrugada volvía caminando a su casa en Capital Federal, sin imaginarse lo que viviría en la calle. Un ladrón quiso robarle y, mientras lo golpeaba, le gritaba:  “Trolo de mierda esta vez ganaste, pero a los putos hay que matarlos a todos”.

Leer más► La frase homofóbica de Jorge Rial que generó repudio en las redes

Subiela Salvo utilizó sus redes sociales para denunciar públicamente el brutal ataque. “Me cagaron a palos para robarme y porque soy puto y se me nota. Durante todo el día pensé si escribir sobre esto o no: cuando veía publicaciones en redes sociales sobre este tipo de situaciones me ponía incómodo y me preguntaba qué buscaban las personas que difundían esto y qué impacto real podía tener”, escribió.

“Hace siete años que vivo en Buenos Aires y nunca me pasó nada, esta es la primera vez. Jamás sentí que mi propia identidad podía generar esto, es decir, que ser quién soy sea motivo para que un tercero me agreda, me golpee y me humille. Evidentemente estaba equivocado. El discurso de odio se vuelve cada vez más presente y, muy a mi pesar, todo el tiempo estamos expuestos y expuestas a que nos ataquen”, dice.

Leer más► Lucha por la identidad: la historia de Tahiana Marrone, la mujer trans que peleó en Malvinas

“Me doy cuenta que es importante hacer público este tipo de situaciones: el discurso de odio está a la vuelta de la esquina y la violencia también. Tenemos que estar atentos y atentas. Tenemos que denunciarlo”, concluyó.

Crímenes de odio

La agresión es una más entre el continuum de violencia que padecen las personas LGBTIQ+. Forma parte de una violencia estructural guiada por la exclusión de todo lo que exceda la “norma”.

De acuerdo al Observatorio de Crímenes de Odio de la Federación Argentina LGBT, durante el 2018 se registraron en Argentina 147 crímenes de odio, en donde la orientación sexual, la identidad y/o la expresión de género de todas las víctimas fueron utilizadas como pretexto discriminatorio para la vulneración de derechos y la violencia.

Del total de esas personas, el 64% de los casos correspondieron a mujeres trans (travestis, transexuales y transgéneros), en segundo lugar con el 28% varones gays cis, en tercer lugar con el 7% de los casos le siguen lesbianas y por último con el 1% varones trans.

NOTICIAS DESTACADAS