14 de agosto: San Alfredo de Hildeseheim

Vida de San Alfredo de Hildeseheim

Es un nombre muy común en todos los países y, sin embargo aparece raramente en los calendarios litúrgicos.

Este nombre proviene del anglosajón Aeldraed o Ealdrith. Significa “consejero de los Elfos o apacible”, esto es, consejero de los hijos de o de los espíritus de la mitología germana.

Hay un solo santo que tenga una gran celebridad. Figura solamente en los calendarios particulares de algunas diócesis de Hildeseheim en Alemania.

Hildseheim es célebre en Alemania por su arte y su catedral románica, construida entre e siglo IX y el XI.

Fue sede episcopal de Ludovico Pío, hijo del emperador Carlomagno.

Era el año 815. Treinta años después, san Alfredo era el cuarto obispo de esta diócesis.

Fue el prestigio para esta ciudad durante todo el tiempo que duró su misión apostólica.

Llevó a cabo diversas misiones que le dieron una gran fama siguiendo el espíritu de san Agustín.

Logró la paz entre los diversos reinos carolingios. Es a él a quien hay que atribuir el inicio de la catedral dedicada a la Virgen María. Murió en el año 874.

(Fuente: autorescatolicos.org)

NOTICIAS DESTACADAS