lunes 18 de noviembre de 2019

Policiales |

Seguirá presa la mujer acusada de asesinar a una madre delante de su hijo

Se trata de la causa que investiga el asesinato de Gisela Aguirre ocurrido en 2018 en barrio Coronel Dorrego. Un juez camarista ordenó que siga detenida la principal sospechosa.

Redacción Aire Digital

La Cámara de Apelaciones en lo penal de Santa Fe confirmó la medida cautelar de prisión preventiva para la principal sospechosa de haber matado a Gisela Aguirre (33), la mujer que en noviembre del 2018, en Lavalle al 8100, fue asesinada con catorce puñaladas tras discutir con vecinas del barrio Coronel Dorrego, luego de que su hijo pateó una pelota a una vivienda contigua.

El reciente fallo, que lleva la firma del juez de alzada Oscar Burtnik, fue resuelto el pasado viernes a última hora y dispuso que M.C.Benítez, protagonista central de la macabra historia, permanezca detenida en un penal de la provincia hasta que llegue la instancia de juicio oral y público. La resolución rechazó a su vez el pedido de la defensa de la imputada, a cargo de Lisandro Aguirre -defensa pública- que mediante una serie de cuestionamientos intentó excarcelar a su defendida.

En tanto, avaló el pedido de los fiscales del caso, Cristina Ferraro y Jorge Nessier, que durante la audiencia de apelación, celebrada el pasado 5 de junio, pidieron que se confirme la resolución dictada por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), José Luis García Troiano, que dejó en prisión a Benítez el 11 de abril.

Leer másLa mataron a sangre fría porque la pelota de su hijo terminó en la vereda del vecino

La misma fue imputada en su momento por la fiscal Ferraro que le atribuyó la figura de “homicidio simple”. El 5 de noviembre, el juez penal, Jorge Pegassano, ordenó que permanezca en prisión preventiva, sin embargo, un mes después el juez de alzada, Sebastian Creus, dispuso su libertad.

Meses después, la causa volvió a cobrar impulso cuando la fiscal Ferraro citó a audiencia imputativa a Benítez para ampliar los cargos y atribuirle la “alevosía” -es decir la sorpresa del ataque- pero como la misma no se presentó, se declaró su rebeldía y en efecto se libró el pedido de captura.

La mujer se entregó el 8 de abril en la sede la Sección Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) y se puso a disposición de la Justicia. Tres días después, el juez de primera instancia, García Troiano, ordenó que permanezca detenida y se le revoquen los beneficios que obtuvo por orden del juez Creus.

Pedidos no aprobados

El pasado 5 de junio, el caso volvió a tener un segundo capitulo en el primer piso de tribunales, cuando la defensa de Benítez sostuvo ante el juez Burtnik que “no existió un animo de fuga de parte de la imputada ya que fue la misma quien se entregó en la sede de PDI”.

Además, explicó que su defendida tiene cuatro hijos y que por ello se debería morigerar la detención con “prisión domiciliaria” para cuidar de los mismos, mientras que por otro lado cuestionó lo declarado por los testigos de la Fiscalía que dijeron ver el violento episodio, inclusive el hijo de la víctima que declaró en Cámara Gesell.

Leer másDetuvieron a las mujeres que apuñalaron y mataron a Gisela Aguirre

Una semana después, el juez Burtnik, consideró que “no surgen contrastes ni versiones distintas del hecho, tampoco autocontradicción del magistrado, las declaraciones del menor como las dos testigos sitúan a la imputada protagonizando y participando de la agresión que culminó con la muerte de Gisela Guadalupe Aguirre”. En consecuencia consideró confirmar la resolución de primera instancia y negar la excarcelación.

En libertad

Por el crimen de Aguirre, también está imputada la suegra de Benitez. Se trata G. Amarilla, una empleada domestica que transita el proceso en libertad y con una serie de medidas para demostrar que se encuentra sujeta al proceso judicial que la tiene involucrada.

La mujer de 51 años fue imputada como “participe del hecho” ya que a lo largo de la investigación se estableció que la mujer habría sujetado a la víctima, de las manos, para que su nuera termine quitándole la vida a la mujer tras asestarle un total de 14 puñaladas delante de su hijo.

 

 

Dejá tu comentario