Vientre plano en 6 días, ¿es posible y saludable?

Analizamos con varias expertas los pros y los contras de una dieta que promete un abdomen liso en menos de una semana.


Un fin de semana en el que te has pasado con la comida, una época en la que se suceden los planes y celebraciones, una escapada repleta de homenajes gastronómicos… Hay momentos en los que hacemos excesos y nuestro cuerpo lo paga. Una de las zonas donde más se nota es el vientre, que se infla y nos hace sentir hinchadas. Es en ese momento cuando las doctoras Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto, de la Clínica madrileña Mira + Cueto, recomiendan llevar a cabo una dieta depurativa que nos ayude a perder tripa y a depurar nuestro organismo. Ellas dicen lograrlo en solo seis días, pero, ¿hasta que punto es esto posible y, sobre todo, sano? Analizamos con ellas y otros expertos las claves de este plan tan, nadie lo negará, prometedor.

Leer más► El té que te hace bajar de peso de la manera más saludable

“El pilar básico de la dieta de los seis días es crear una rutina de alimentación de choque con alimentos antioxidantes ricos en fibras para deshinchar la tripa y depurar el hígado y los riñones del exceso de grasa y alcohol que pueda contener”, nos cuenta la doctora Mar Mira, de la Clínica Mira + Cueto. A ella le planteamos una de las preguntas del millón: es lógico plantearse si estamos, de nuevo, ante una dieta ‘milagro’ o cuestionarse sus beneficios para la salud, ¿qué les diría? “No es una dieta milagro. Es una dieta detox sana, precisamente porque está marcada para un tiempo concreto y ayuda a deshacernos de todos los excesos que maltratan a nuestro organismo”, nos cuenta.

¿Por qué seis días, y no más o menos? La doctora Mira nos explica que, en su opinión, son los días necesarios para estabilizar y depurar nuestro organismo. “Hay dietas de choque/detox mucho más cortas, pero más estrictas. De esta manera, alargándola, no corremos el riesgo de tener ansiedad por comer y tirar por tierra todo nuestro esfuerzo”, nos explica, a la vez que nos cuenta que esta dieta detox de seis días contiene una serie de alimentos que a la vez que depuran también nos sacian, por lo que no se pasa hambre. Además, explica que cuando nos sometemos a dietas de choque es conveniente dejar un día de descanso.

Al seguir este plan, el volumen del vientre desciende por un motivo: incluye alimentos antioxidantes ricos en fibra que ayudan a deshincharnos. Aunque la doctora cuenta que no tiene contraindicaciones y que está pautada para un tiempo muy concreto, hace una apreciación importante: es fundamental, cuando se va a hacer una dieta de este tipo, consultar con un especialista para valorar la situación personal de cada uno, posibles intolerancias alimentarias, alergias… y hacer una dieta de choque a medida. La opinión del experto es, pues, fundamental para conseguir unas pautas personalizadas. ¿Y después de los seis días, cuál es el plan que debemos seguir? En Mira + Cueto recomiendan una dieta equilibrada en la que se evite todo lo que perjudica al cuerpo: azúcares, grasas trans, hidratos de carbono en exceso…

Leer más► La alimentación también influye en la salud mental

La importancia de una educación nutricional

Sobre este tipo de dietas hemos hablado con otras dos expertas, que coinciden en que estos planes no deberían ser la opción de elección en el caso de que nuestro objetivo fuera perder grasa de forma definitiva. “Si el objetivo es desinflamar en seis días con una dieta baja en sodio, azúcares refinados, alcohol e hidratos de carbono, esto se puede conseguir, pero no reducir grasa; solo sería un efecto momentáneo, no a largo plazo, una vez que se vuelva a la dieta habitual el volumen se recuperará”, nos cuenta Laura Parada, nutricionista de Slow Life House. Sí que remarca un beneficio de este tipo de dietas: “Algo a favor es que nos sentiremos más ligeros y al ver que se pierde volumen, puede motivar a seguir adelante con una dieta más a largo plazo”. En opinión de Marta Vallejo, nutricionista de Clínica Opción Médica, no deberíamos confiar en las dietas detox como método para perder grasa. “Mucha gente las sigue durante unos días o una semana y luego, vuelve a su patrón dietético habitual, volviendo a coger peso y retomando de nuevo esa dieta detox; es decir, el pez que se muerde la cola”, matiza, destacando la importancia de una buena educación nutricional.

Sézane

Un ejemplo de la dieta de los seis días

Teniendo claro que solo servirá como plan de choque, tras una época de excesos o antes de una fecha concreta (por ejemplo, una boda), y que es posible que el volumen que se pierda en estos seis días se recupere después, así serían las pautas generales de un plan que, como indicaban las doctoras, deberían personalizarse a las condiciones de cada paciente:

Lunes
-Desayuno: Té verde sin azúcar; Rodaja de piña natural y dos cucharadas de cereales integrales con leche de almendras sin azúcar.
-Media mañana: 2 kiwis medianos
-Comida: Ensalada de lechuga y garbanzos; Merluza con piñones
-Merienda: zumo de pomelo natural y una manzana
-Cena: Puré de verduras (alcachofas, zanahorias, etc)

Martes
-Desayuno: Té verde sin azúcar, 1 kiwi y 1 rebanada de pan integral con tomate y aceite
-Media mañana: 1 manzana
-Comida: Alcachofas a la plancha; Filete pechuga de pollo a la plancha; Arroz integral (2 cucharadas)
-Media tarde: 2 rodajas de piña y 1 yogur bio
-Cena: Ensalada de zanahoria y piña; Pollo con puré de ciruelas

Miércoles
-Desayuno: 1 yogur con cereales integrales y semillas de lino; 1 kiwi; Té o café
-Media mañana: 1 yogur BIO y fresas
-Comida: Arroz integral con verduras; Sepia con guisantes; Kiwi
-Merienda: zumo de pomelo natural y 1 mandarina
-Cena: Espinacas con pasas y piñones; Pan integral con tomate y jamón; Piña natural

inamorata

Jueves
-Desayuno: Té verde sin azúcar; 1 kiwi; 1 rebanada de pan integral con tomate y aceite
-Comida: Espaguetis integrales con tomate crudo; Pescado blanco con cebolla; 1 yogur BIO
-Media mañana: 1 manzana
-Merienda: Pan tostado integral (30g) + pavo y/o queso fresco.
-Cena: Puré de legumbres; Atún con ensalada; Ciruelas

Viernes
-Desayuno: Té verde sin azúcar; Rodaja de piña natural; 2 cucharadas de cereales integrales con leche de almendras sin azúcar
-Media mañana: 2 kiwis medianos
-Comida: Acelgas con patatas; Tortilla de calabacín; Frutos secos
-Media tarde: 1 yogur BIO
-Cena: Berenjenas y alcachofas a cocidas a la plancha o al horno; Ternera a la plancha

Sábado
-Desayuno: Té verde sin azúcar o café; 1 kiwi; 1 rebanada de pan integral con tomate y aceite
-Media mañana: 1 plátano + 1 yogur BIO con semillas de lino
-Comida: Ensalada de berros, maíz y tomate; Pescado a la plancha con pasas
-Merienda: Batido de kiwi y fresas sin colar
-Cena: Ensalada de espárragos y tomate; Tortilla de berenjena.

Fuente: Hola

 

NOTICIAS DESTACADAS