Las maravillas del té verde

Todos tomamos alguna vez este té porque nos dijeron “que era bueno para nosotros” o “que nos iba a ayudar en el control de nuestro peso”. Esto nos generó curiosidad, así que decidimos no quedarnos solo con eso y nos pusimos investigar profundamente para ver que más tenía para ofrecernos esta bebida.

¿Por qué el té verde?

Por sus propiedades, esta infusión se ha utilizado como medicina en Asia durante miles y miles de años. ¿Por qué el té verde tiene más beneficios para la salud que el té negro? Debido a su procesamiento. El té negro se procesa de una manera que permite la fermentación, mientras que en el procesamiento del té verde se evita el proceso de fermentación. Como resultado, el té verde retiene la cantidad máxima de antioxidantes y polifenoles, sustancias que le dan al organismo súper beneficios.

Te contamos algunos:

Ayuda en la pérdida de peso. Está científicamente comprobado que el té verde acelera el metabolismo y bloquea la absorción de carbohidratos (funciona como un quema-grasa natural). Además, ingerirlo en ayunas reduce la acumulación de grasa en el hígado. ¡Probalo, es ser súper efectivo!

Controla la diabetes. Ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre y así evitar los altos picos de insulina. También se comprobó que colabora en la prevención del desarrollo de la diabetes tipo 1, y controlar la diabetes tipo 2.

Disminuye los riesgos de padecer enfermedad del corazón. El té verde actúa en el revestimiento de los vasos sanguíneos; los ayuda a mantenerse relajados y los vuelve más capaces de soportar los cambios en la presión arterial. También previene la formación de coágulos, que son la causa principal de ataques al corazón.

Mejora la salud de esófago y del hígado. El té verde es una fuente rica de antioxidantes que actúan liberando las toxinas que se van acumulando en hígado que impiden su correcto funcionamiento. Gracias a esto, podemos pensar en este como un gran aliado para prevenir enfermedades crónicas, como el cáncer de estómago o esófago.

Baja el colesterol. El té verde mejora la proporción de colesterol bueno y reduce el colesterol malo en la sangre.

Previene el Alzheimer y Parkinson. Se dice que esta maravillosa infusión retrasa el deterioro motor y cognitivo, causado por la enfermedad de Alzheimer y el Parkinson. Estudios realizados en animales mostraron que el té verde protegía las células cerebrales de morir y restauraban las células cerebrales dañadas. Es mágico.

Ideal contra la caries dental. Estudios sugieren que sus antioxidantes pueden destruir las bacterias y virus que causan infecciones de garganta y la caries dental, mejorando así la salud de tu boca.

Regula la depresión. Tiene en sus hojas aminoácidos naturales que proporcionan un efecto relajante y tranquilizante en quien lo bebe. ¡Gran beneficio para los amantes del té!

Es anti-viral y antibacteriano. Contiene catequinas, fuertes agentes antibacterianos y antivirales eficaces para tratar todo, desde el virus influenza hasta el cáncer. Fortalecé tu sistema inmunólogico con este tecito.

Protege tu piel. Por sus antioxidantes y anti-inflamatorios, el té verde puede ayudar a retrasar los signos de envejecimiento y prevenir arrugas.

Hay que tener en cuenta que ningún alimento por sí solo nos va a proteger de las distintas enfermedades. La salud depende del estilo de vida que llevemos, por lo que también es necesario cuidar de nosotros mismos de otras maneras. ¿Cómo? Teniendo una alimentación balanceada, evitando el sedentarismo (¡movete!) sin meterle al cuerpo sustancias tóxicas como el tabaco, etc.

NOTICIAS DESTACADAS