Incluye estos ingredientes antiestrés en tu lista de la compra

Casi la mitad de la población sufre de estrés, pero podemos ayudar a reducirlo con la alimentación adecuada.


El estrés forma parte de nuestra vida, y podemos intentar reducirlo de distintas maneras, por ejemplo practicando meditación o mindfulness. Pero no debemos olvidar la importancia que tiene nuestra forma de alimentarnos en nuestro estado de ánimo, incluido el estrés. Existen numerosos alimentos que, dentro de una dieta saludable y equilibrada, te llenarán de optimismo y energía, a la vez que reducen tus niveles de estrés.

Espinacas

Las espinacas, junto al resto de vegetales de hoja verde, contiene altos niveles de ácido fólico, que ayuda a calmar el cuerpo. También colabora en la producción de neurotransmisores encargados de regular el ánimo, como la dopamina y la serotonina,las principales hormonas del bienestar y de la felicidad. Del mismo modo son ricas en magnesio, que ayuda a que te sientas bien gracias a su efecto sedante sobre el sistema nervioso, a la vez que te aportan energía y vitalidad.

Leer más► La dieta HMR para adelgazar en pocas semanas: las dos fases

Tómalas en cremas con otras verduras, en ensaladas, en quiches, gratinadas o es smothies. Con ella no se te acabarán las ideas.

Semillas de girasol

Estas semillas tienen un notable efecto relajante y antiestrés para nuestro organismo gracias a sus nutrientes. Son muy ricas en magnesio, un mineral fundamental a la hora de equilibrar el sistema nervioso central que consigue un efecto sedante, tanto en el plano físico como el mental. También tienen un contenido en calcio y fósforo, que ayudan al buen funcionamiento cerebral y actúan contra los nervios.

Para incluirlas en tu dieta solo necesitas agudizar un poco tu ingenio: puedes espolvorearlas en cremas y ensaladas, añadirlas a tu desayuno, al arroz y al pan casero.

Si te sientes agotada a causa del estrés, la Ashwandha ayuda a conseguir un sueño reparador. También puede aliviar la sensación de fatiga, la falta de energía y la dificultad para concentrarte. Puedes usar la raíz seca, en polvo o troceada, para cocerla;  y las hojas secas para preparar infusiones. También puedes conseguirla en extracto líquido y en comprimidos.

Chocolate negro

Son numerosos los estudios que demuestran las numerosas bondades del chocolate negro para nuestro organismo, incluyendo nuestro estado de ánimo. Solo necesitas una cantidad pequeña (50 gramos) de chocolate negro al día para que las hormonas del estrés, como el cortisol, reduzcan sus niveles en tu cuerpo y se reduzca la presión sanguínea, produciendo una sensación de relajación y de calma.

Yogur y otros lácteos

La leche y sus derivados ayudan a relajar el organismo, tanto porque de sus proteínas se obtiene el triptófano, precursor de la serotonina, como por su riqueza en minerales que favorecen el buen funcionamiento de nuestro sistema neuromuscular. Si quieres comprobarlo, prueba a tomar el recomendado vaso de leche antes de dormir.

Polvo de raíz de ‘ashwandha’

La ashwandha, o ginseng Indio, es una de las hierbas más utilizadas en la medicina ayurvédica. Aunque es muy conocida por ayudar al sistema inmunitario y por sus beneficios antioxidantes, la Ashwandha es una planta adaptógena. Esto quiere decir que ayuda a nuestro cuerpo a gestionar los estados de estrés y sus manifestaciones tanto externas como internas, como pueden ser el insomnio o la ansiedad.

Fuente: Hola.com

NOTICIAS DESTACADAS