San pedro y sus tarariras

Ante la intención de hacer un relevamiento en esta zona de nuestro litoral me comuniqué con Pedro Prats, baquiano y conocedor como pocos de los secretos de esta parte de las islas de las Lechiguanas.

Por: Luis Kurz  


Su respuesta fue más que alentadora: “vengan tranquilos, que a las tarariras ya las tengo situadas”. Esta vez fuimos de la partida Alejandro, Jorge y Javier. Apenas arribados al club de Pesca de San Pedro y, luego de los saludos, acomodamos los equipos y comenzamos a navegar. Transcurridos unos 50 minutos ingresamos al arroyo Sepultura. Lo único queveíamos eran enormes extensiones de campos inundados.Treinta minutos más tarde estábamos amarrando la embarcación y nos disponíamos a caminar unos cinco mil metros hasta un desborde con forma de arroyo de unostres o cuatrokilómetros de extensión.

Lo primero que le pregunté a Pedro es cómo había encontrado tarariras en esta inmensamasa de agua. Respondió: “intuición, solo intuición”. Y realmente no había fallado: estaban todas ahí. Pudimos pescarlas tanto en spinning como enfly y baitcast.

Los mejores engaños fueron los que trabajan a pocos centímetros de la superficie,como Spin Fish, pescado de goma ySubwart; también las cucharas MossBoss, el Jiterbug y el Sputterbug, entre otros. Con mosca, empleamos poppers y pequeños caimanes que profundizan al ser traccionados.Cuando las tarariras se encuentran tan activas es divertido buscar en la caja señuelos que no sean muy clavadores o poco efectivos.

En mi caso tuve que dejar de usar el Spin Fish y el pescado de goma, debido a la gran cantidad de respuestas que obtenía: casi todas las tarariras venían con los señuelosmuy tragados, pues poseen dos generosos triples que lastiman mucho la boca de los peces. En mi opinión para esta pesca, la efectividad del baitcast es muy superior a otras técnicas.Teniendo el equipo equilibrado, el reel cargado con multifilamento y la estrella bien regulada es un combo difícil de igualar.

Para esta pesca, un conjunto ideal es: caña de 10/15 libras, de 1,70 metros ymultifilamento de 30 libras. Las ventajas que podría enumerar van desde la rapidez y agilidad en el lanzamiento, la precisión y excelentepresentación de los lances, la firmeza de la caña para clavar a la distancia hasta la potencia del rotativo para traccionar. Esto último no es poca cosa, ya que nos permite clavar sin interrumpir la tracción.

Esta combinación es por demás efectiva en el momento del pique. Recomiendo un reel de buena calidad y que posea frenos magnéticos.

Corolario: si le gusta la pesca de tarariras con artificiales no deje de visitar San Pedro, y esté atento cuando el río comience a bajar: es probable que tengamos una verdadera fiesta y sería una pena no ser de la partida.

 

NOTICIAS DESTACADAS