Pesca y verano en Kayak

Llega la temporada estival, y los deportes relacionados con el agua se intensifican, y entran en escena los kayaks: la pesca, las travesías, los paseos cortos, son las actividades que los aventureros escogen para disfrutar de estas pequeñas embarcaciones.


Por Ariel Robledo

Desde hace unos años, la aparición de los kayaks rotomoldeados generó un cambio en el uso de embarcaciones pequeñas, las cuales siempre estuvieron destinadas a las travesías y los paseos. Desde la aparición de los rotomoldeados, otras actividades se han sumado al uso del kayak, especialmente la pesca, la cual, siguiendo con los consejos de seguridad convenientes, resulta ser muy placentera, y nos permite desarrollarla en diferentes ambientes, en muchos de ellos en donde el ingreso con embarcaciones mayores es imposible.

Leer más ► Bronceador, sombrilla y… ¡LENGUADOS!

En estas páginas, venimos reflejando el uso de los kayaks para la pesca en ríos, lagunas y en el mar, en donde el disfrute de la pesca se magnifica, especialmente cuando tenemos una presa de buen tamaño.

Estos kayak se denominan también sit on top, refiriendo a la posición del palista que va sentado encima del kayak. Están construidos principalmente de plástico polietileno, lo que le asegura resistencia, durabilidad y bajo mantenimiento.

Por su diseño se considera insumergible y el agua que entra se drena a través de agujeros imbornales que van desde el piso de la cabina a la parte inferior del casco. Para darles estabilidad y dirección, cuentan con un talón en la popa. El asiento está ligeramente por encima del nivel del agua, por lo que el centro de gravedad del palista es más alto que en un kayak tradicional. Para compensar el centro de gravedad más alto, estos modelos son más anchos y más lentos que un kayak tradicional de la misma longitud.

Leer más ► Manejando la población recién reintroducida de venados de las pampas en Rincón del Socorro

Muchas son las ventajas que tienen estos nuevos kayaks: precio accesible, fácil traslado, accesorios para mejorar la comodidad, manejo sencillo, buena estabilidad, etc. Son estas características las que seducen a los aventureros haciendo que la comunidad de practicantes a esta actividad sea cada vez mayor.

Verano la mejor época

Si bien esta actividad se puede desarrollar durante todo el año, es durante la época estival cuando la gente suele darle mayor utilidad, ya que si los usamos en temporadas frías, el equipamiento de abrigo debe ser el adecuado. Para el verano, ingresar con los kayaks a pequeños riachos, o lagunas, y de vez en cuando, mojarse para combatir el calor, es lo más divertido.

Aprovechando los calores del litoral, decidimos hacer una incursión por lagunas y bañados para pescar las especies cazadoras que se ponen activas con la llegada del calor.

En nuestra incursión trasladamos el kayak hasta una zona de lagunas que siempre nos da buena pesca, especialmente de especies que toman perfectamente los señuelos. Ya pronto iremos en busca de otras especies con carnada, pero en esta oportunidad el objetivo se centraba en peces como las tarariras, los san pedros, los dientudos paraguayos y doradillos.

Cargamos los bolsos de pesca, y en los compartimentos estancos pusimos celulares y las llaves del auto. Si bien estos estancos evitan que se mojen los artículos, recomendamos colocarlos en las bolsas estancas, o bolsas de polietileno, para evitar que por algún motivo ingrese agua (mas vale prevenir, que curar).

La zona en la que íbamos a realizar los ensayos contaba con algunas lomas de tierra en donde podíamos bajar, por lo que nos distribuimos en el kayak de manera que llegamos navegando hasta esta lomas, y dos nos bajamos a tierra firme, y uno siguió hacia otros puntos a pescar desde la embarcación.

Los resultados no tardaron en llegar, y en unas tres horas de pesca, pudimos divertirnos con muchos piques y capturas. Además se poder acceder con el kayak a sitios en donde literalmente no pesca nadie. Esto nos permitió conseguir mayor cantidad de ataques a los señuelos. Los aplausos se los llevaron las tarariras de distintos tamaños, y los san pedros de my buen porte. Además logramos varios piques de dientudos paraguayos y doradillos que tras varios saltos se terminaban por desenganchar.

Una vez más la experiencia lograda con los kayak nos llenó de satisfacción, y en este verano seguramente las salidas de pesca breves a sitios cercanos se van a multiplicar.

Agradecemos a la gente de Rocker Kayak por confiarnos sus productos para que disfrutemos de una actividad apasionante que crece a muy buen ritmo, una invitación para que los amantes a la pesca sutil se sumen.

NOTICIAS DESTACADAS