Alejandro Rossi respondió a las acusaciones de Carrió y Lehmann

El titular de Autobuses Santa Fe, Alejandro “Fratacho” Rossi, conversó con Coni Cherep en los estudios de Aire de Santa Fe tras las acusaciones y denuncias de las diputadas nacionales Elisa Carrió y Lucila Lehmann, por supuestos desvíos de subsidios al transporte durante el gobierno kirchnerista, las cuales habrían sido operadas por su hermano, Agustín Rossi, siendo presidente de la Comisión de Transporte en la Cámara de Diputados de la Nación.

► Leer más: Denuncian a los Rossi por desvío de subsidios al transporte en Santa Fe y otras provincias

El entrevistado negó los hechos que se le imputan, y afirmó que todo es parte de una operación política contra su hermano, de cara a las elecciones de 2019.

Dijo que Carrió y Lehmann “no sabe bien qué denuncian” y que “se arrogan la tutoría moral de la Nación, y creen que con eso les alcanza para denunciar. Estas cosas dichas al pasar causan daño, porque tengo familia, hijos y vivo en una ciudad donde soy bastante conocido. Me parece que estas acusaciones al azar merecen en el terreno de la Justicia la aclaración necesaria y respuestas públicas puntuales sobre lo que se ha dicho“, afirmó.

Consultado sobre su trayectoria en la actividad, la cual le permitió acumular un patrimonio que la denuncia de las diputadas pone en cuestión, Rossi explicó. “Hace 18 años que estoy en esto. Comencé como abogado de un grupo de empresas que estaban en un proceso de concurso y quiebra, en una época donde la actividad estaba en pleno proceso de expansión, porque por primera vez el Estado asumió que el sistema de transporte necesitaba un financiamiento extra a lo que se cobra por boleto, y crecí enormemente en esa actividad. Crecí como profesional, como estratega y como negociador, tanto en este grupo de empresas en las que actualmente tengo participación como accionista minoritario como en otras grandes empresas que han contratado mi servicio de asesoramiento, y sigo trabajando. Soy un freelancer“, agregó.

Además, pidió desmentir algunos puntos específicos de la acusación: “Mencionaron supuestos intereses en empresas de Paraná, y yo nunca pisé Paraná para eso. No fui presidente de la Comisión de Transporte, fui vicepresidente, pero es el presidente el que fija la agenda de temas a tratar. Participé de esa comisión como lo hice de las otras 7 comisiones que me tocaron, pero de todos modos, en los 4 años que fui diputado, creo que la comisión se reunió cuatro veces”, manifestó.

 

“Acá de lo que se trata es de la construcción mediática de una situación, casi al azar, que va a tener su resolución en la justicia dentro de 5 años, y en ese momento va a aparecer en el diario más abajo de los obituarios”, añadió.

Tarifas y subsidios

Rossi opinó que “el nivel de ignorancia de la denuncia de Carrió y Lehmann es alarmante”, y explicó cómo se calcula el valor de la tarifa de colectivos y la forma de otorgamiento de los subsidios:

“El valor del boleto de colectivo se calcula sumando todos los costos del sistema (combustible, cubiertas, salarios, etc), se divide por todos los usuarios, y da un valor. Supongamos que ese valor es de $40: cada persona que suba a un colectivo debería pagar $40. Ya desde el gobierno de Duhalde, el Estado planteó que se iba a hacer cargo de una parte de ese valor, para que el boleto sea accesible para todos. Así, el boleto le sale $20 al usuario, pero los otros $20 los paga el Estado en concepto de subsidios puntuales”, detalló el empresario, y sostuvo que “no hay manera de mantener el sistema de transporte sin subsidios”.

Además, precisó que “desde que existe la SUBE, los recorridos y la cantidad de boletos se auditan por GPS: estás obligado a hacer tantos kilómetros determinados, con tantas unidades, y si todo se cumple, el Banco Nación te deposita al día siguiente el monto de subsidios correspondiente a la jornada anterior. No hay manera de burlar el sistema”, indicó.

Ante la pregunta de por qué el transporte público se encuentra monopolizado, manifestó: “Porque es un negocio de altísima inversión y bajísima rentabilidad. Por eso se instaló un modelo de concentración en la actividad, ya que las pequeñas empresas no son sustentables“.

Siguiendo con la denuncia de las diputadas, Rossi reclamó, ofuscado: “En ninguna de las empresas en las que trabajé tuve investigaciones patrimoniales. Me violenta tener que dar explicaciones sobre una actividad privada que sólo debería darle a la AFIP“.

“Cuando hay licitaciones, nos presentamos. Muchas veces ganamos, muchas otras no”, señaló.

En la misma línea, se refirió a la polémica por la concesión de la Terminal de Ómnibus de Santa Fe: “Me interesé por la licitación de la terminal como cualquier otra empresa, pero hubiera sido una gran inversión que en el marco del conflicto político que se armó no nos servía. Por suerte no llegamos a concretar nada. Nuestra propuesta se amortizaba en 8 años, e incluía una torre de estacionamiento en la punta norte y dos salas de cine”, detalló.

Tren urbano

Finalmente, se lo consultó respecto al tren urbano, ya que la información que circula indica que empresas a las que Rossi está vinculado, serían las responsables de la concesión del mismo, algo que el entrevistado refutó.

“No tengo la menor idea de por qué el tren urbano no circula. Nosotros sólo tenemos con la Municipalidad un contrato de mantenimiento del motor. Mi responsabilidad es que cuando se suba y le den marcha, el motor funcione”, aclaró, y por último señaló: “No tengo idea de si el valor que se pagó por el tren es acorde o no”.


► Volvé a escuchar la entrevista

NOTICIAS DESTACADAS