viernes 13 de diciembre de 2019

ROSARIO | Paula Perassi |

Comienza el juicio oral por el caso Paula Perassi

El jueves comienza en Rosario el juicio oral y público para esclarecer la oscura muerte de Paula Perassi, la mujer de 34 años desaparecida en la ciudad de San Lorenzo el 18 de septiembre de 2011 y cuyo cuerpo jamás se pudo encontrar.

Según la imputación contra cuatro civiles y cinco policías, la víctima estaba embarazada al momento de desaparecer, le practicaron un aborto clandestino que derivó en su fallecimiento y luego hicieron desaparecer el cuerpo.

Luego de más de siete años, finalmente la Oficina de Gestión Judicial fijó fecha para el debate oral de caso Perassi. El Tribunal estará integrado por los jueces penales Griselda Strólogo (presidente), y Mariel Minetti y Alvaro Campos como vocales.

Al momento de desaparecer la noche del 18 de septiembre de 2011 a las 22 con la excusa de buscar la tarea de su hijo, Paula estaba casada con Rodolfo Ortiz y era madre de dos hijos varones, de dos y seis años respectivamente.

Con el correr de la investigación se conocieron otras circunstancias que rodearon su vida: Paula mantenía una relación sentimental con Gabriel Strumia, un empresario de Puerto San Martín, y cursaba la sexta semana de un embarazo que habría sido fruto de ese vínculo. Ese estado de gravidez fue confirmado por una profesional médica de Rosario.

Cuando el marido de Paula denunció la desaparición,  el juez de Instrucción de San Lorenzo Eduardo Filocco ordenó una serie de medidas, como entrecruzamientos de llamadas, redes sociales y pesquisas en torno a los allegados de la mujer. Uno de esas evidencias confirmó las comunicaciones entre Strumia y Paula.

La familia Perassi, encabezada por su padre Alberto, desde un primer momento apuntó a una trama oscura de complicidades e intereses que rozaban al poder, lo cual configuró un pacto de silencio que resultó un dique sobre el cual la investigación quedó estancada.

La pesquisa se paralizó. Pero en abril de 2015 tomó impulso cuando a solicitud de los fiscales Ramón Moscetta y Donato Trotta el nuevo juez de la causa, Juan José Tutau,  ordenó la detención de nueve personas.

Los titulares de la pesquisa elaboraron la hipótesis de un crimen y posterior encubrimiento perpetrado por cuatro civiles y cinco policías. Para los fiscales Paula fue secuestrada y llevada a la casa de una abortera en Timbúes donde se le interrumpió el embarazo, murió y se hizo desaparecer el cuerpo.

Un día antes de que eso ocurriera, Paula se contactó con un médico para practicarse un aborto. Pero el profesional le advirtió que sufriría hemorragias que pondrían en riesgo su vida. El cuerpo de Paula nunca fue encontrado a pesar de múltiples operativos desplegados en el Cordón Industrial.

En el banquillo de los acusados estarán sentados el propio Strumia, su esposa Roxana Michl, Mirta Rusñisky (abortera) y Antonio Díaz, empleado de Strumia. Se los acusa del delito de “aborto sin consentimiento seguido de muerte” y “privación ilegítima de la libertad agravada”  

Al comisario Adolfo Daniel Puyol también le achacan el crimen. Y los policías Gabriel Godoy, María José Galtelli, Aldo Gómez y Jorge Enrique Krentz deberán responder por los delitos de “encubrimiento” del homicidio e “incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

En marzo del año pasado a los uniformados les revocaron el sobreseimiento en los delitos de “sustracción y destrucción de pruebas” y “falsedad ideológica de instrumento público”, por lo que también deberán responder a esos cargos ante el Tribunal que los juzgará desde el jueves a las 8.30.

Dejá tu comentario