viernes 6 de diciembre de 2019

Sociedad |

Para reducir el hambre, buscan concientizar sobre la importancia de minimizar el desperdicio de alimentos

Apostando a los valores de la solidaridad y el compromiso social, el Banco de Alimentos de Santa Fe (Basfe) trabaja junto a otras organizaciones y empresas en el rescate de alimentos que perdieron su valor comercial pero que aún son aptos para su consumo.

Por Loreley Duré

Considerando que en Argentina se desperdician anualmente 16 millones de toneladas de alimentos, lo que equivale a más de 400 kilos de comida por persona, y que al mismo tiempo –de acuerdo a los datos el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica– el 7,9% por ciento de la población tiene inseguridad alimentaria, el rol de los bancos de alimentos cobra cada vez más valor.

En Santa Fe, la organización comenzó a funcionar en 2016 con un sistema de trabajo que se basa en el rescate de los productos que perdieron valor comercial para distribuirlos entre los más necesitan. Sus principales aliados en esta tarea son las empresas y las entidades sociales.

Otros importantes actores en la cadena de desarrollo del Basfe son los puesteros del Mercado Abastecedor de Frutas y Verduras, quienes cada martes esperan a los voluntarios con sus donaciones.

Leer más ► Crece la pobreza y cada vez más familias recurren a los comedores solidarios de Santa Fe

Aire Digital acompañó esta semana a un grupo en ese recorrido y visibilizó en detalle la acción: identificados con sus chaquetas, los jóvenes del equipo recorren puesto por puesto consultando a los vendedores sobre la disponibilidad de material.

banco de alimentos

“Las frutas y verduras suelen tener un componente visual muy importante ante los consumidores, ya que usualmente nadie quiere consumir las que tienen sus cáscaras manchadas o están muy maduras”, explicó Irene Achenbach, voluntaria fundadora del Basfe y agregó: “Esos productos, que parecen quedar fuera de la cadena de comercialización, son que nos donan y nosotros los rescatamos y le volvemos a dar valor”.

El trabajo termina cuando los alimentos son llevados al depósito que la institución tiene en Recreo Sur (se les fue entregado en comodato por el gobierno de la provincia), donde los dividen en bolsas antes de distribuirlos para su consumo.

Leer más ► Historias de superación y lucha: le ganaron al cáncer de mama y ahora “reman la vida” unidas

banco de alimentos

Las organizaciones destinatarias, alrededor de 50 comedores y asociaciones que trabajan para dar alimentos a personas de bajos recursos económicos, les permite alcanzar a 4100 personas.

“Seguimos la trazabilidad de los alimentos, por eso se hace necesario que las entidades tengan personería jurídica”, aclaró Achenbach, quien destacó la labor de los voluntarios que ayudan también con la facilitación de trámites.

En este sentido, la mujer remarcó que actualmente los acompaña un total de 35 voluntarios entre los que se encuentran, por ejemplo dos francesas que hace unos meses se mudaron a la ciudad para cumplir con un intercambio universitario.

Se trata de Emeline Le Pogam y Eugénie Trové Apperry, dos jóvenes estudiantes de Ciencias Económicas que el pasado martes hicieron el recorrido junto con Stella Scaleghe, Fabiana Moruglia, Pilar Lombardo, Ramiro Jorge y Nicolás Bardus.

banco de alimentos

“Todos son grandes aliados en el rescate de unos 600 kilos de alimentos semanales”, detalló Achenbach, al tiempo que afirmó que tienen intensiones de sumar adherentes para ir un día más por semana al mercado y también invitó a quienes puedan poner a disposición vehículos particulares para sumarse a su tarea.

Más acciones

Junto con profesionales y estudiantes de la carrera de nutrición, el Basfe impulsa varios talleres de capacitación, intercambio de experiencias y saberes sobre cómo evitar el desperdicio de alimentos en nuestros hogares e instituciones; sobre las bondades nutricionales de las legumbres, sus combinaciones y diferentes opciones para cocinarlos; comprender y aprender métodos de ahorro y optimización de recursos de la cocina; la conservación de los alimentos y más.

banco de alimentos

Asimismo, llevan adelante una campaña para “poner de moda” la costumbre de pedir las sobras en los restoranes, entendiendo que muchas veces se deja de lado una porción de alimentos que está apta, “sin tomar conciencia de la utilidad que tendría para uno mismo más tarde o para quienes no tienen acceso a satisfacer esta demanda”.

Sobre la Ley Donal

A fines de 2018 se modificó el régimen especial para la donación de alimentos en Argentina, conocida como Ley Donal. La modificación incluyó un artículo que incorpora la nueva visión de la responsabilidad del donante, excluyéndose la responsabilidad objetiva, contemplada en el Código Civil y Comercial de la Nación, pero sin limitar de manera alguna el cumplimiento de las exigencias bromatológicas y de inocuidad contenidas en el Código Alimentario Argentino, para el tipo de producto que corresponda.

banco de alimentos

Este cambio fue un gran logro de gestión de la Red Argentina de Bancos de Alimentos e impulsó en tanto a muchas empresas a animarse a donar más. “Nos queda el trabajo ahora a los Bancos de Alimentos y a los medios de comunicación de divulgar y crear conciencia al empresariado para disminuir la pérdida y desperdicio de los alimentos”, cerró la voluntaria fundadora.

Para agendar

El Banco de Alimentos de Santa Fe cuenta con varios canales de comunicación a disposición. Por un lado su página de Facebook, en donde se les puede dejar un mensaje privado; el correo electrónico [email protected]; el Twitter @Basfe2 y la página web http://www.basfe.org.

Dejá tu comentario