martes 10 de diciembre de 2019
Deportes | Pablo Escobar | Fútbol |

Fútbol, narcotráfico y poder macabro: el día que Pablo Escobar mandó a matar a un árbitro

Se cumplen 30 años del asesinato de Álvaro Ortega, por anular un gol del Independiente Medellín ante América de Cali. El campeonato fue suspendido y no se encontraron los culpables.

La etapa social que sufrió Colombia durante el mando de Pablo Escobar sobre el tráfico de drogas fue terrorífica. El poder que tenía se había entrometido en absolutamente todos los rincones del país, incluso en el del fútbol. El 15 de noviembre de 1989, asesinaron al colegiado y casi economista por la Universidad Simón Bolívar, Álvaro Ortega Madero por orden de Pablo Escobar Gaviria. Este macabro hecho, sucedió luego del empate del Deportivo Independiente Medellín con América de Cali, en el Estadio Atanasio Girardot.

En un clima muy tenso para los árbitros en ese país, luego del secuestro del árbitro Armando Pérez que "la pudo contar", con el siguiente mensaje: “árbitro que pite mal será borrado”. Además. esta muerte produjo el retiro de Jesús Díaz Palacio, gran colegiado que tuvo el país cafetero y que presenció el asesinato.

image.png
Así se iba Ortega a los vestuarios la noche en la que el Cartel le juró la muerte. Año 1989

Así se iba Ortega a los vestuarios la noche en la que el Cartel le juró la muerte. Año 1989

El 26 de octubre de 1989, Ortega había anulado un gol de Carlos Castro del DIM en Cali contra de América de Cali en los cuadrangulares finales del Torneo Finalización, que generó la amenaza de muerte de Escobar Gaviria, uno de los súbditos del "Patron del mal" a Ortega. Es que Pablo Escobar era fanático de Independiente Medellín, equipo que había sido totalmente perjudicado por Ortega.

DIM VS AMERICA NOV- 15- 1989.

La amenaza no fue tomada en serio por el colegiado, de carácter fuerte, y decidió arbitrar el partido revancha por el cual fue designado, increíblemente sin tomar decisiones de oficio.

image.png

El asesinato de Ortega

Ortega fue baleado por un sicario al servicio del Cártel de Medellín cuando salieron de un hotel en el centro de Medellín a comprar ropa para llevársela a su esposa Betty Barrios en Barranquilla. A la edad de 32 años, falleció uno de los mejores árbitros de Colombia, con el sello de una mafia que obtuvo un poder absolutamente impune.

Aún no se encontraron los culpables de este asesinato. El Campeonato Profesional del Fútbol Colombiano de 1989 fue suspendido por orden del Gobierno Nacional ocho días después sin intervención de la Federación Colombiana de Fútbol. ¿Los más perjudicados? Junior de Barranquilla y a Unión Magdalena, ambos finalistas del torneo.

image.png
En 1989 no hubo campeón en el Torneo Finalización. El campeonato colombiano se suspendió tras el asesinato de Álvaro Ortega. Foto: Archivo Diario "EL TIEMPO" de Colombia

En 1989 no hubo campeón en el Torneo Finalización. El campeonato colombiano se suspendió tras el asesinato de Álvaro Ortega.

Foto:

Archivo Diario "EL TIEMPO" de Colombia

Nunca hubo campeón

El campeonato jamás se reanudó. Álex Gorayeb, presidente de la DiMayor, renunció el 17 de marzo de 1990. “No quieren ni honestidad ni imparcialidad en el fútbol y yo no voy a renunciar a esos principios”, dijo entonces una frase tácita al Cartel, que se había adueñado hasta del fútbol.