sábado 7 de diciembre de 2019

Policiales |

Otro integrante de la banda de gitanos que estafaba a ancianos con “el cuento del tío” quedó en prisión

La jueza Susana Luna impuso la prisión preventiva para un hombre de 40 años imputado por estafas. Fue a pedido de los fiscales de Delitos Complejos Urquiza y Lazzarini. Los funcionarios del MPA confirmaron que presentaron la apelación a la resolución por la que se otorgó la libertad a otros cinco imputados por los mismos delitos.

 

Redacción Aire Digital

El viernes se impuso la prisión preventiva para Roberto Yankovich, de 40 años, en el marco de la investigación que lleva adelante la fiscalía de Delitos Complejos de una banda dedicada a la realización de estafas telefónicas. La medida fue impuesta por la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Susana Luna, a raíz del pedido formulado por los fiscales María Laura Urquiza y Leandro Lazzarini.

La causa ya cuenta con varias personas imputadas (ver “Otros investigados”), y los fiscales del MPA le atribuyeron a Yankovich la autoría del delito de asociación ilícita (en calidad de miembro); la coautoría de estafas reiteradas en 10 oportunidades y la coautoría de tentativa de estafa. Según información brindada por la oficina de prensa y difusión del MPA, los fiscales aclararon que al hombre que quedó en prisión preventiva se le atribuyeron no sólo los ilícitos ocurridos en la ciudad de Santa Fe, sino también otros hechos similares cometidos en San Javier (departamento San Javier), San Justo (departamento San Justo) y San Genaro (departamento San Gerónimo).

Además, Urquiza y Lazzarini aclararon que “Yankovich estaba prófugo y habíamos librado la correspondiente orden de detención. Finalmente, fue detenido el 23 de julio pasado en San Francisco (Córdoba) donde estaba cometiendo un ilícito similar”.

Leer más ► Cayó otro integrante de la banda de gitanos implicada en estafas telefónicas

 

Delitos complejos

Los fiscales explicaron que la magistrada al momento de resolver dio por acreditados los requisitos que establece el Código Procesal para el dictado de la prisión preventiva, al tiempo que precisó que “claramente se trata de una asociación ilícita destinada a cometer delitos de estafa que les permitió obtener millones de pesos”. Además, para Luna, el hecho de que el imputado no tenga domicilio fijo y que haya brindado domicilios distintos, representan un claro riesgo de fuga. “En tal sentido, agregó que la capacidad económica del hombre investigado es un indicio de que podría eludir el accionar de la Justicia”, agregaron los acusadores.

Urquiza y Lazzarini también resaltaron que “la magistrada valoró la importancia y profundidad de la investigación de hechos delictivos tan complejos” y añadieron que “Luna dijo que de no haber sido investigados como lo hizo la Fiscalía, los imputados hubieran logrado impunidad en su accionar”.

Por otra parte, se informó que Luna sostuvo en la audiencia que la pena en expectativa seguramente sería de prisión efectiva, teniendo en cuenta la gravedad que representa integrar una asociación ilícita, la reiteración de los hechos, la calidad de las víctimas (personas adultas vulnerables que no solo sufrieron el daño económico, sino que además se vieron afectadas en su confianza y credulidad) y el monto del daño.

Leer más ► Prisión preventiva para el líder de la banda de gitanos que estafaba ancianos

 

Asociación ilícita

“El imputado integraba una asociación ilícita de carácter permanente, estable y organizada que comenzó a funcionar el año pasado y que estaba integrada por al menos 10 personas”, recordaron los fiscales Urquiza y Lazzarini. “Si bien la investigación aún no terminó, hay evidencias acerca de al menos seis hechos ilícitos en perjuicio de víctimas de la ciudad de Santa Fe por un monto de alrededor de 7 millones”, precisaron.

“La banda se dedicaba a cometer estafas en distintos puntos del país. Uno de los integrantes se contactaba telefónicamente con la víctima –generalmente de avanzada edad–, simulaba ser un familiar y le hacía creer que determinados billetes saldrían de circulación, que habría una devaluación o que se impondría un corralito bancario”, relataron los fiscales.

Urquiza y Lazzarini agregaron que “el supuesto familiar le decía a la víctima que tuviera todos sus ahorros disponibles y que una persona pasaría a buscarlos por su domicilio”. Asimismo, los fiscales detallaron que “el integrante de la banda que llamaba a la víctima no permitía que se cortara la comunicación telefónica y seguía dialogando con la persona estafada hasta que un tercero pasaba por su domicilio y se llevaba el dinero”.

Leer más ► Estiman que la banda de los gitanos cometió estafas por más de cinco millones de pesos

 

Otros investigados

Además del hombre que quedó en prisión preventiva hoy, hay otras nueve personas más que son investigadas por los mismos delitos.

Uno de ellos es Diego M., a quien los fiscales Urquiza y Lazzarini le atribuyeron la autoría del delito de asociación ilícita en calidad organizador; la coautoría del delito de estafas reiteradas y la coautoría del delito de tentativa de estafas. El pasado 18 de julio, se realizó una audiencia de medidas cautelares en la que los fiscales solicitaron la prisión preventiva del imputado y el juez Gustavo Urdiales la impuso.

“Hay otros cinco imputados que estaban en prisión preventiva y para quienes el juez Jorge Pegassano ordenó su libertad bajo alternativas”. En tal sentido, los funcionarios del MPA confirmaron que hoy presentaron la apelación a la decisión del magistrado.

Por último, concluyeron que hay al menos tres personas más que son investigadas y que están prófugas.

Leer más ► El juez que liberó a los gitanos acusados de estafas dio a conocer porqué ordenó su excarcelación

 

 

Dejá tu comentario