Sin sorpresas: crisis económica e inseguridad, los ejes de la campaña que viene

Por Germán de los Santos

¿Cuáles serán los ejes de campaña de cara a las elecciones del 16 de junio? En el capítulo que se cerró el domingo, tras la PASO, los tres candidatos que quedaron en el ruedo para la general transitaron la ruta proselitista con dos temas amplios, con distintas miradas, como son la crisis económica y la inseguridad. Ambos temas surgían como los más destacados de los focos group que realizaron los diferentes frentes políticos.

En esta nueva etapa el peronista Omar Perotti corre con ventaja frente a Antonio Bonfatti y José Corral. No sólo porque el frente Juntos sumó la mayor cantidad de votos tras adicionarse los del rafaelino y los de Bielsa, sino porque Perotti puede poner el eje en el drama de la inseguridad tanto como los problemas económicos y de empleo que empiezan a impactar en la provincia como consecuencias de los desaciertos del equipo económico de Mauricio Macri. En el primer tramo de la campaña el ex ministro de la Producción puso estos dos temas en el mismo plano.

Desde el 2011, cuando grabó un spot muy llamativo que lo mostraba frente a una mesa donde había unas líneas de cocaína, que el candidato destruía de un manotazo, Perotti puso a la seguridad entre sus temas prioritarios de campaña.

En ese momento los problemas de crecimiento de la violencia que supuraban en Rosario y Santa Fe no se acercaban a las estadísticas actuales. Era un fenómeno que recién empezaba a aparecer en la agenda. El spot publicitario parecía desmedido en ese momento, aunque con la explosión de los problemas derivados de la violencia narco, luego pareció cobrar más sentido.

Ahora, Perotti hizo foco otra vez en este tema, con la prioridad en el ordenamiento y manejo de la Policía de Santa Fe. Una cosa es decirlo, pero otra hacerlo ante los nuevos esquemas dentro de la fuerza que se crearon a lo largo de los 12 años de gestión del Frente Progresista, en el que las idas y vueltas coyunturales han sido más recurrentes que una visión de fondo. Perotti habla de que fortalecer la clásica y vieja estructura de las 19 unidades regionales de la Policía en la provincia.

El candidato peronista deberá dar en esta nueva etapa algunas precisiones sobre los trazos gruesos que deslizó en materia de seguridad en la campaña para la PASO.

La seguridad es el punto débil de Bonfatti. La piedra que molestará en el zapato del candidato del Frente Progresista a lo largo de la campaña. El crecimiento de la inseguridad en los principales centros urbanos, como Santa Fe y Rosario, a partir de su gestión en la gobernación no dan espacio para contraargumentos.

Por eso el ex mandatario prefiere enfocar su discurso en las nuevas herramientas que podría tener Santa Fe a nivel productivo, sobre todo tecnológico, para enfrentar esta crisis. Bonfatti habla del crecimiento de la violencia en el mundo, pero no en la zona norte y oeste de Santa Fe, y en el sur y oeste de Rosario. Tiene para exponer logros como el Plan Abre, que se empezó a poner en marcha en su gestión pero que fue su sucesor, el gobernador Miguel Lifschitz el que le dio el oxígeno y los fondos necesarios para que tuviera un verdadero efecto transformador en los barrios.

Y esa incomodidad resultará más aguda porque el candidato de Cambiemos José Corral insistirá a partir de ahora, como lo hizo en su ruta proselitista en la PASO, en que la inseguridad es el principal problema de los santafesinos. Corral usará ese problema para esquivar hablar de otro que lo pone incómodo como es la severa crisis económica que enfrenta el país, con una inflación incontenible y los puestos de trabajo que se empiezan a perder en territorio santafesino.

Es probable, como ocurrió el viernes anterior en las PASO, que los operativos antidrogas se multipliquen con la ayuda de las fuerzas federales que tiene bajo su órbita la ministra de Seguridad Patricia Bullrich. Grandes puestas en escena, con centenares de efectivos de Gendarmería, que sirven para los noticieros, pero poco para enfrentar el problema de fondo, donde la presencia de las fuerzas federales no logró dar resultados palpables en los índices de violencia que en 2018 y 2019 volvieron a recrudecer.

Bullrich es la única funcionaria, como lo fue Sergio Berni para Perotti en la campaña de 2015, que le sumará algo a favor a Corral, a excepción del resto de los funcionarios de Cambiemos, incluido el presidente, que están en una etapa que espantan más votos de los que atraen.

En el inicio de la campaña de la PASO apareció el narcotráfico ya no como tema de debate sino como actor. La foto que se sacó Lorena Verdún, ex esposa del líder de Los Monos Claudio Cantero, con Bonfatti en el fin de semana de carnaval encendió las alarmas de que el crimen organizado, con cierta ayuda política, puede influir en una campaña electoral. Hacer daño.

Esa operación política, que no tuvo el efecto que buscaron los que la gestaron, pareció desautorizar las siguientes. A otra candidata intentaron meterla en el barro de otra trama que finalmente tampoco prosperó.

En este terreno apareció el nombre del abogado trucho y espía Marcelo Dalesio tramando algo en Rosario con la banda de Los Monos. No está claro cuál era su rol en esa ciudad ni para quién trabajaba. La justicia federal de Dolores, donde investiga el juez Alejo Ramos Padilla, investiga para quién operaba el espía que realizaba “trabajos” a pedido.

NOTICIAS DESTACADAS